DESARROLLADO EN COREA DEL SUR

Renault probará un Zoe autónomo que conduce solo en los atascos

El fabricante coreano Renault Samsung Motors ha obtenido los permisos del gobierno de Corea del Sur para probar, en varias unidades del Renault Zoe y en carretera abierta, su sistema de conducción autónoma económico especialmente pensado para las situaciones de atasco.

Renault Zoe equipado con el sistema de conducción autónoma de Renault Samsung Motors.
Renault Zoe equipado con el sistema de conducción autónoma de Renault Samsung Motors.

Renault Samsung Motors ha obtenido el permiso del gobierno coreano para realizar pruebas en vía pública de su tecnología de conducción autónoma, que ha implementado satisfactoriamente sobre varias unidades del Renault Zoe.  En Corea del Sur, la filial del fabricante francés se convierte en la tercera marca en realizar este tipo de pruebas junto con Hyundai y Ssangyong.

El proyecto de conducción autónoma se está desarrollando en Corea del Sur en colaboración con Francia. Su objetivo es lograr un sistema de ayuda a la conducción, más sencillo y menos costoso que el que están desarrollando otros fabricantes de automóviles.

El desarrollo se centra en un sistema de asistencia durante los atascos que eliminará la necesidad de que el conductor actúe en estas situaciones en las que la velocidad de circulación es muy baja y no existe aceleraciones y deceleraciones bruscas. Para ello se incorporarán y perfeccionarán funciones ya conocidas como el mantenimiento de carril, el mantenimiento de la distancia con el vehículo precedente y el mantenimiento de velocidad. Todas ellas funcionan por debajo de 50 km/h sin necesidad de que intervenga el conductor, gracias al uso instrumentaciones como un radar lateral y una cámara.

Las pruebas iniciales con las primeras unidades, con tráfico abierto, están previstas por Renault Samsung en las autopistas Jungbu y Kyungbu. Les seguirán otras en las pistas cerradas del Instituto de Tecnología Automotriz y la Autoridad de Seguridad del Transporte de Corea. A través de las pruebas en las vías públicas reales, la compañía verificará y mejorará el sistema de reconocimiento de carriles y el tráfico colindante y perfeccionará el algoritmo que pone en movimiento, dirige y detiene el coche.

El proyecto de desarrollo de automóviles sin conductor de Renault Samsung Motors comenzó en 2016 con la inversión de los gobiernos de Corea del Sur y Francia. Empresas, escuelas y organizaciones privadas de los dos países han estado participando en el proyecto. 

Renault posee el 70% del capital de Renault Samsung Motors desde el año 2000. En su catálogo cuenta con varios modelos de combustión idénticos a los de Renault entre los que está el SM3, gemelo del Fluence ZE, que, a pesar de haber sido dejado de fabricar por la empresa francesa, en Corea del Sur ha seguido evolucionando y ha recibido, no solo una nueva batería con capacidad de hasta 36 kWh, sino también un interior renovado con un cuadro de instrumentos acorde a su tecnología eléctrica.

Conversaciones: