Híbridos y Eléctricos

RECHAZÓ ANTES A GENERAL MOTORS

Rivian lanzará 6 nuevos coches eléctricos además de colaborar con Ford y Amazon

Además de colaborar con Ford y Amazon para fabricar diversos vehículos eléctricos, los ambiciosos planes de Rivian incluyen seis nuevos coches eléctricos que fabricará en su propia planta a partir de 2025.

El R1S será el segundo coche eléctrico de Rivian.
El R1S será el segundo coche eléctrico de Rivian.

En el dia de ayer, Ford y Rivian anunciaron un acuerdo para que la startup norteamericana de coches eléctricos cediese su plataforma en forma de patín a la tradicional marca para que fabrique sobre ella alguno de sus vehículos eléctricos. Rivian recibirá a cambio de una inversión de 500 millones de dólares para que termine la puesta en marcha de su primer vehículo eléctrico y el resto de su gama, que contará con seis nuevos coches eléctricos.

Después de que Amazon invirtiese 700 millones en Rivian el pasado febrero, y de que apenas unas semanas atrás se conociese la ruptura de las negociaciones con General Motors, que también quería invertir en la startup, R.J. Scaringe, CEO y fundador de la compañía, ha revelado que los planes de Rivian van mucho más allá que construir para otras marcas: "En general, mi razón para crear Rivian fue hacer grandes cosas sin que nada nos impidiera hacerlo", aseguró al ser preguntado por una posible alianza con GM.

Scaringe reveló en la entrevista concedida a Bloomberg durante el Salón del Automóvil de Nueva York que tiene planeado lanzar al mercado seis coches eléctricos completamente distintos antes de 2025. Y esto sin contar los que fabricará en colaboración con otras compañías, ya sea un vehículo de reparto para Amazon o la camioneta pick-up que podría construir Ford con su tecnología. De hecho, esta última, la Ford F-150, fue el modelo seleccionado por Rivian para probar su plataforma eléctrica en forma de patín: “Simplemente las medidas son idénticas”, aseguró Scaringe.

La plataforma skateboard con la que se ha diseñado la Rivian R1T.

Las medidas de la plataforma de Rivian encajan a la perfección con la Ford F-150.

Antes de Ford, fue General Motors quien se acercó a Rivian para preguntar por su plataforma “skateboard”, y si no fuese porque el fabricante con sede en Detroit solicitaba un acuerdo de exclusividad con la nueva marca de coches eléctricos, la asociación podría haber sido muy beneficiosa para ambos. Pero Rivian quería seguir con su estrategia para convertirse en un importante fabricante de coches eléctricos y no estaba dispuesta a poner barreras a su ambición. Entonces fue Ford quien apareció con una propuesta de colaboración acompañada de una gran inversión que, lejos de frenar los ambiciosos planes de Sacringe, inyectaba más energía a su proyecto.

La media docena de SUV y pick-ups eléctricas que ha prometido Rivian serán construidas en la planta que la empresa tiene en Illinois a partir de 2025. El máximo responsable de Rivian ya ha confirmado que aumentará la capacidad de producción de la fábrica en Illinois para hacer esto posible. En cambio, su primer coche eléctrico, el Rivian R1T, está programado para salir al mercado en otoño del próximo año, por lo que el fabricante entra en una fase de su proyecto decisiva y dificultosa: “Lo más difícil es fabricar coches eléctricos”, aseguraba Scaringe. La primera camioneta pick-up de Rivian desarrollará potencias de entre 300 y 562 kW y equipará baterías de 105 kWh, 135 kWh o 180 kWh, llegando a ofrecer hasta 644 kilómetros de autonomía.

Conversaciones: