Híbridos y Eléctricos

ANÁLISIS DE MORGAN STANLEY

El software podría representar el 25% de los beneficios de Tesla en 2025

La consultora internacional Morgan Stanley afirma que, en 2025, la cuarta parte de los beneficios de Tesla provendrán de los servicios de valor añadido que ofrecerá a través de su software.

El software supondrá un importante valor añadido para los coches eléctricos de Tesla.
El software supondrá un importante valor añadido para los coches eléctricos de Tesla.

Desde hace unos años, Tesla dejó de incluir en sus coches eléctricos las funcionalidades completas, para ofrecerlas como un pago único opcional o como un servicio de suscripción. Esta nueva línea comercial se basa en las posibilidades que ofrece el desarrollo del software de sus vehículos y en la conectividad que estos incluyen. La compra del paquete completo del piloto automático, que “en unos años” permitirá a los coches eléctricos de Tesla alcanzar un nivel 4 de conducción autónoma fue la primera maniobra de venta de software de la compañía. El año pasado se añadió el servicio de suscripción para el uso de la conectividad premium que inicialmente era gratis para todos los clientes. Estas estrategias han sido analizadas por la multinacional financiera Morgan Stanley para concluir que, en este momento, Tesla es el único fabricante que está monetizando completamente sus activos de software a gran escala.

Más allá de su razón de ser inicial, vender coches eléctricos, Tesla ha ido ampliando su línea de negocios primero a la fabricación de baterías, luego a la venta de paneles fotovoltaicos y también a sistemas energéticos completos alimentados por energía solar. Ahora, Tesla también es una empresa de software y servicios conectados. El año pasado, añadió el paquete de conectividad premium a su lista de opciones. Si bien con la compra del coche se incluye habitualmente un año de suscripción gratuita, pasado este periodo es necesario desembolsar 10 euros al mes para poder disfrutar de música y vídeos en streaming, navegador con vista satélite y todas las actualizaciones del sistema a través de la conexión 4G del coche. Además, Tesla también ha comenzado a vender algunas funciones de software a través de su aplicación móvil.

Sin embargo, el movimiento más importante que Tesla está realizando para generar ingresos a partir de su software es vender su paquete Full Self-Driving, que permitirá en un futuro la “capacidad de conducción autónoma total” en sus coches y por el que hay que desembolsar, en el momento de la compra, 6.400 euros. Recientemente, Tesla ha anunciado su intención de cambiar este pago único por una suscripción, que convertiría este sistema en un servicio de movilidad a la carta. “Probablemente a finales de este año, ofreceremos la conducción autónoma completa como un servicio de suscripción”, anunció Elon Musk durante la última conferencia de presentación de resultados económicos.

Tesla-autopilot_2_hardware-01

Autopilot de Tesla.

La consultora financiera Morgan Stanley ha explorado el impacto que esta línea de negocio tendrá sobre las acciones de Tesla y ha enviado una nota de conclusiones a sus clientes. En ella afirma que, actualmente, “es  el único fabricante que está monetizando completamente sus activos de conducción autónoma a gran escala”. Esta situación debería proporcionarle una gran ventaja competitiva tanto desde el punto de vista del consumidor, que ve en ello un incremento del valor del producto, como desde la perspectiva tecnológica, gracias a la gran cantidad de datos que puede recopilar de su flota de vehículos.

Según Morgan Stanley, actualmente, solo el 27% de los clientes pagan los 6.400 euros (7.000 dólares) que Tesla pide por el paquete Full Self-Driving. Si este pago único e inicial se cambiase a un pago mensual por suscripción de 90 euros al mes (100 dólares) se ampliaría su tasa de aceptación. Este cambio generaría un gran impacto en el negocio: “Nuestro modelo sugiere que los ingresos por este concepto pueden alcanzar solo el 6% de las ventas para 2025, pero representaría casi el 25% de los beneficios brutos, un resultado muy significativo para una empresa cuyo negocio principal es la venta de automóviles".

Conversaciones: