Híbridos y Eléctricos

NUEVOS PLANES

Stellantis quiere potenciar su división de vehículos comerciales: baterías e hidrógeno, la clave

Carlos Tavares, en su búsqueda por una mayor rentabilidad, aseguró que su red de vehículos industriales podría independizarse de cara a buscar mayores márgenes de beneficio, así como nuevas formas de movilidad como la electrificación o el uso de la pila de combustible.

Stellantis planea independizar su departamento de vehículos industriales
Stellantis planea independizar su departamento de vehículos industriales

El sector de los vehículos industriales juega un papel fundamental a la hora de proporcionar beneficios a Stellantis. Sin embargo, Carlos Tavares, CEO del grupo empresarial, apuesta por una unidad de negocio independiente que desbloquee un mayor valor para el sector ya que daría la capacidad de buscar nuevas alternativas de movilidad centradas en la electrificación y el uso de la pila de combustible de hidrógeno. Esto no significa que el CEO de Stellantis esté por la labor de desprenderse por completo del negocio de vehículos industriales, sino más bien se refiere a unidades de fabricación concretas que busquen su propia línea de beneficio, pero siempre de la mano del propio grupo Stellantis. 

Algo muy parecido ya ha sucedido dentro del grupo cuando se anunció la importante adquisición de vehículos comerciales RAM para llevar a cabo el reparto “de última milla” de Amazon. Estas furgonetas eléctricas serán de la marca RAM en Estados Unidos (donde se ha dado la iniciativa a la adquisición de los mismo), sin embargo, el acuerdo presenta una línea de compra de los vehículos similares vendidos en otros países, es decir, en Europa se llevará a cabo bajo la marca PeugeotCitroënOpel o FIAT

¿Qué pretende Tavares lograr con esto? Entre las ambiciones del CEO se encuentra principalmente la de garantizar una línea de negocio mucho más rentable a través de la búsqueda de nuevos modelos industriales y su independencia en la búsqueda de nuevas alternativas de movilidad. 

Actualmente, Xavier Peugeot, es el vicepresidente senior de la unidad comercial de vehículos comerciales. Después de este anuncio de independencia, todas las voces apuntan que pasará a ostentar el puesto de director. Según anunció el propio Tavares, en los próximos meses dará más detalles sobre el equipo que llevará a cabo la gestión de este sector, una vez la línea que vaya a seguir este departamento esté más asentada. También ha dejado abierta la puerta a que esta nueva línea de negocio pudiese derivar en modelos específicamente desarrollados por este departamento, algo muy similar a lo que ya lleva a cabo Mercedes con Daimler Trucks

Tavares expresó el enorme potencial que posee esta línea de negocio: “si quiero que se desate, la mejor manera es darles personal dedicado, plantas dedicadas, autonomía dedicada en términos de gestión, asegurándome de que puedan liberar todo su potencial”. Los inversores europeos hablan de unos márgenes de beneficio similares a los que se obtiene dentro del sector de los SUV bien equipados, pues la vida útil de los modelos industriales tiende a ser mucho más extensa, y presentan una mayor facilidad de fabricación. 

Desde la unión del Grupo PSA y FCA, los beneficios a este respecto se multiplicaron notablemente, superando incluso a Ford, uno de sus grandes competidores en el sector. En Europa, Stellantis marcó el pasado 2021 una cuota de mercado de vehículos industriales del 34%. A este porcentaje también se suma Toyota, ya que los japoneses poseen parte del negocio de estos vehículos a través de su modelo ProAce

Stellantis ha marcado el camino para muchas marcas adelantándose en imponer el protagonismo de vehículos industriales eléctricos sobre sus furgonetas medianas de Citroën, Opel y Peugeot. No obstante, también han lanzado un primer órdago sobre modelos movidos por pila de combustible de hidrógeno. En el caso concreto de Opel/Vauxhall, una vez Stellantis adquirió la marca a General Motors en 2017, el sector de los vehículos industriales supuso un auténtico avance en materia de rentabilidad para la corporación, ya que se insertaron en la gama modelos de talla compacta y media, esto le dio un importante salto en cuanto a beneficios netos. 

Sea como fuere, queda claro que este es un sector que promete mucho de sí mismo y que en Stellantis no piensan desaprovechar todo ese potencial. En los próximos años veremos un mayor protagonismo e independencia del departamento de comerciales del grupo empresarial, algo que elevará de forma considerable su propio valor, así como garantizará el desarrollo de nuevas alternativas de movilidad específicas para el sector. Carlos Tavares lleva algunos meses inmerso en su búsqueda de la mayor rentabilidad en sus vehículos, más concretamente en la de los próximos lanzamientos de eléctricos, por ello en los próximos meses podremos ver una gran cantidad de cambios y novedades de negocio dentro del grupo Stellantis. 

Conversaciones: