Híbridos y Eléctricos

NUEVO GOBIERNO

Suecia elimina los subsidios para vehículos eléctricos de un día para otro

El nuevo gobierno sueco ha abolido la ley que sostenía los subsidios a los vehículos eléctricos e híbridos enchufables, que desde el pasado día 8 de noviembre ya no están disponibles.

Eliminacion subsidios coches electricos suecia-portada
El nuevo gobierno sueco ha decidido suprimir por completo el incentivo de compra para los vehículos eléctricos e híbridos enchufables.

El nuevo gobierno de Suecia ha eliminado los subsidios estatales para la compra a los que podían acceder tanto los vehículos eléctricos como los híbridos enchufables. Tal y como anuncia la web del gobierno, los vehículos pedidos después del 8 de noviembre de 2022 ya no podrán solicitar las ayudas para el llamado allí “bono climático”.

Como en el caso de Noruega, Suecia cuenta con un mercado del vehículo eléctrico muy desarrollado. A finales de 2020, según la organización industrial sueca BIL Sweden la participación de los coches cien por cien eléctricos e híbridos enchufables superaba a la de los movidos por gasolina y diésel. Esta es precisamente la razón que ha esgrimido el nuevo gobierno para tomar esta decisión tan drástica. Los costes de compra y funcionamiento de estos coches son ahora comparables a los de los coches de gasolina o diésel y “por lo tanto, ya no se justifica una subvención estatal para la introducción en el mercado”.

El gobierno afirma que los "automóviles con derecho a bonificación climática" ya representaban aproximadamente la mitad de las ventas de automóviles nuevos y están disponibles en la mayoría de los rangos de precios. Actualmente, las ayudas del país escandinavo no iban destinadas únicamente a los vehículos eléctricos e híbridos enchufables. Tenían derecho al subsidio de bonificación climática aquellos que homologaban emisiones de CO2 inferiores a 60 g/km

Dado que la bonificación climática en Suecia se paga, como muy pronto, seis meses después de que el automóvil es registrado como una unidad entregada, durante el próximo medio año se pagarán los subsidios de los vehículos que todavía han entrado en el plazo de las ayudas. Con el fin de atender los pagos pendientes y tener en cuenta los pedidos realizados, la asignación para el bono climático se incrementará temporalmente en 2023.

Además, el criterio para asignar la ayuda se ajustará para el año que viene. A partir del 1 de enero de 2023, los "coches con derecho a bonificación climática" deberán emitir menos de 30 gramos de CO2 por kilómetro o tener un motor de gas natural o biogás. Cualquiera que haya comprado o pedido un coche de este tipo también debe poder demostrar a la Agencia de Transporte Sueca que la compra o el pedido se realizó a más tardar el 8 de noviembre.

Para los coches eléctricos pedidos antes del 8 de noviembre de 2022, las ayudas tienen máximo de 50.000 coronas (equivalente a unos 4.600 euros) y hasta 10.000 coronas (920 euros) para los híbridos enchufables. El bonus malus, es decir, el aumento del impuesto sobre vehículos para automóviles con altas emisiones de CO2, permanece sin cambios.

El año pasado, el anterior gobierno ya tuvo que congelar los subsidios, aunque en este caso por una razón completamente diferente: el presupuesto destinado a subvenciones asignado para todo el año 2021, de casi tres mil millones de coronas (unos 300 millones de euros), se agotó en el mes de agosto.

Conversaciones: