Híbridos y Eléctricos

SEGMENTO C

El SUV eléctrico de Renault que pasó desapercibido entre tanto "Electro-pop Car" llegará en 2022

En la última conferencia celebrada por Renault para dar a conocer de manera más detallada su proceso de electrificación, pasó casi desapercibido un SUV eléctrico que presentará la firma del rombo el año que viene.

El SUV eléctrico que Renault ha mostrado.
Silueta del SUV eléctrico que Renault ha mostrado.

Cada vez que Luca de Meo toma un micrófono en cualquier conferencia de Renault, el revuelo mediático está asegurado. Y es que la entrada del italiano en las filas de la firma francesa ha puesto patas arriba su futura gama. Una gama en la que destacan los "Electro-pop Cars", tres coches eléctricos de Alpine, el MéganE, y un último SUV eléctrico que ha pasado, casi, desapercibido entre tanta novedad.

Sobre el Renault 5 ya hemos tratado en más de una ocasión, así como sobre el Renault 4 e incluso la furgoneta eléctrica que derivará de él. También ha pasado por nuestra portada en más de una ocasión la nueva generación del Mégane, que será totalmente eléctrica, y los futuros modelos de la gama de Alpine.

Todos ellos dejando en un segundo plano al que se postula como el modelo de Renault más prominente, pues en base a la fotografía que ha revelado sobre él y los pocos datos de los que disponemos hasta la fecha, está planteado como un modelo de mayores cotas que el Renault MéganE eléctrico.

No obstante, y a pesar de que en la fotografía que ha revelado Renault se postule como un coche eléctrico de mayores dimensiones que el compacto de la marca, Luca de Meo se refirió a ambos como un "all electric c-segment".

RenaulteWaysElectroPopahistoricaccelerationofRenaultGroup’sEVstrategy(13)

Renault Mégane (abajo) y el SUV eléctrico objeto de estas líneas (arriba).

Refiriéndose así a ellos confirmaba el directivo italiano dos aspectos, que ambos modelos pertenecen al segmento C, por lo que se trata de coches de corte compacto, y que serán los únicos de este tamaño dentro de este segmento de la marca, y que además serán completamente eléctricos, por lo que lo deja Renault hueco para la combustión interna en el segmento de los coches compactos.

En la imagen de ambos que Renault ha revelado se aprecia que la figura del SUV eléctrico que aparece ensombrecido sobre el MéganE goa de un capó sustancialmente más largo y de una silueta más prolongada que el popular compacto francés. Es de recibo afirmar que a pesar de que ambos estén encuadrados dentro del mismo segmento y de estar diseñados en torno a un formato SUV, Renault se esforzará por distinguirlos lo suficiente como para no solaparse comercialmente.

En base a lo comentado por De Meo, se probablemente se trate del coche que dé relevo al actual Renault Kadjar, aunque dando un salto adelante en cuanto a posicionamiento, pues gozará de un enfoque más tecnológico y, tal vez, más prémium que el Kadjar.

Estará basado sobre la plataforma CMF-EV que han diseñado en conjunto Renault, Mitsubishi y Nissan y tendrá cotas que lo acercarán al segmento D, donde militará el Nissan Ariya y con el que potencialmente compartirá configuraciones mecánicas. En lo relativo al apartado estético, se espera que este SUV herede algunos atributos estilísticos que la firma estrenó el año pasado en el Renault Morphoz conceptual.

Si bien Renault ha confirmado que todos los modelos mencionados y mostrados en la pasada conferencia verán la luz antes de 2025, se espera que este nuevo SUV eléctrico de tamaño algo mayor que el Mégane haga lo propio poco después que el popular compacto. Mientras el MéganE será desvelado a finales de este año y su producción dará comienzo en 2022, esperamos que el SUV eléctrico se presente el próximo año, con la producción teniendo lugar a finales del mismo o principios de 2023.

Conversaciones: