Híbridos y Eléctricos

ESCASEZ DE SEMICONDUCTORES

Tesla detiene temporalmente la producción del Model 3, su coche más vendido

Tesla ha informado a sus trabajadores de la fábrica de Fremont (California, EE.UU.) que detendrá temporalmente la línea de producción del Tesla Model 3, su coche eléctrico más vendido. La escasez mundial de semiconductores y problemas en el transporte terrestre han motivado un parón de 2 semanas.

Tesla Model 3
Tesla Model 3

Tesla detendrá temporalmente la producción del Model 3 en su fábrica más importante, la ubicada en Fremont (Estados Unidos). Así lo ha comunicado la compañía a sus trabajadores, informándoles de que la línea de producción de este modelo sufrirá varios paros en las próximas semanas, según ha informado Bloomberg.

La línea de producción del Model 3 en Fremont estará detenida desde el 22 de febrero hasta el próximo 7 de marzo, según una fuente anónima próxima a la compañía. Según esta misma fuente, Tesla ha informado a sus empleados de que les pagará los días 22 y 23 de febrero como días trabajados, pero no pagará los días 28 de febrero, 1, 2 y 3 de marzo, aconsejando (sic) que cojan vacaciones en caso de tener días disponibles.

Son conocidos los problemas que ha tenido Tesla a lo largo de su historia para incrementar la producción de sus coches, especialmente en el Model 3. Sin embargo, cuando todo parecía funcionar con normalidad (a pesar de los aparentes problemas de calidad, todavía a la orden del día), la producción vuelve a sufrir problemas, aunque en este caso son ajenos a la propia compañía. ¿Por qué se ha detenido entonces la producción del Model 3?

En esta ocasión el problema está relacionado con la escasez de semiconductores a nivel mundial que afecta a toda la industria actualmente. Un problema que ya hemos visto con otros fabricantes, desde el Grupo Volkswagen hasta General Motors, pasando por BMW, Mercedes-Benz o Renault. Hay un problema de abastecimiento con estos componentes y la industria automovilística lo está sufriendo especialmente, dando lugar a paros temporales en las fábricas o reducciones parciales en la producción.

A lo anterior hay que sumar otra variable: los retrasos en el suministro debido a las fortísimas tormentas de nieve que se han vivido en Estados Unidos las últimas semanas. En algunas zonas, miles de hogares se han quedado sin suministro de agua ni electricidad por culpa del temporal, que también ha afectado al transporte terrestre (por carretera y ferroviario).

la caravana eléctrificada Polydrop P17A remolcada tesla model 3

Tesla Model 3 remolcando una caravana electrificada.

Pese a todo, Tesla sigue confiada en poder alcanzar sus objetivos de producción y ventas para este año. Aunque ha reconocido que los problemas en los puertos y la escasez de semiconductores están afectando a su cadena de suministro, el director financiero de Tesla, Zach Kirkhorn, dijo durante la última presentación de resultados que la compañía está trabajando para gestionar las interrupciones, señalando que «pueden tener un impacto temporal» pero no a los planes de ventas para el primer trimestre y el resto de 2021. De hecho, Tesla se ha propuesto para este año aumentar un 50 % sus ventas respecto al pasado 2020.

Un tercer factor atañe a la caída en la demanda durante el último trimestre del año pasado. Tesla tenía un exceso de inventario (stock) en el cuarto trimestre de 2020, razón por la cual aplicó una política de reducción de precios en sus modelos en multitud de mercados a nivel global, incluyendo España

Recordemos que la planta de Fremont, donde habrá estos paros temporales, sigue siendo la más importante de Tesla por volumen. La Giga Shanghái también produce el Model 3 para el mercado chino, y se están construyendo otras dos fábricas en Berlín y en Texas. 

Conversaciones: