Híbridos y Eléctricos

CON EL PERMISO DEL GOBIERNO

Tesla ya está preparada para arrancar la producción del Model 3 en China

El Ministerio de Industria y Tecnología de la Información de China ha incluido a Tesla en la lista de fabricantes de automóviles autorizados por el Gobierno para fabricar allí sus vehículos y operar en su mercado.

Imagen filtrada de la Gigafactoría 3 de Tesla en Shanghái.
Imagen filtrada de la Gigafactoría 3 de Tesla en Shanghái.

Tesla ha recibido la aprobación oficial del gobierno chino para arrancar la producción del Model 3 en la Gigafactoría de Shanghái. Es de esperar que en las próximas semanas puedan salir las primeras unidades de sus líneas de producción listas para ser entregadas a los clientes de la empresa en China. La producción inicial esperada será de unas 3.000 unidades semanales, que se irán incrementando rápidamente hasta alcanzar las 250.000 previstas en la primera fase.

En julio de este año, Morgan Stanley, realizó una serie de verificaciones relacionadas con los proveedores locales contratados por el fabricante americano, con el objetivo de informar a sus clientes sobre el inicio de la producción del Model 3 en el país asiático. Tras recabar todos los datos, la entidad financiera esperaba que Tesla pusiera en marcha sus líneas de fabricación en el mes de noviembre. En los últimos días se han filtrado imágenes del interior de la Gigafactoría 3 que Tesla ha construido en Shanghái que muestran como el fabricante estaba realizando pruebas de configuración para arrancar a trabajar de forma inminente. Tesla ya ha establecido las líneas de producción y ha comenzado a fabricar carrocerías del Model 3 en color blanco y una unidad, ya terminada, fue vista en haciendo pruebas en la pista de ensayos.

Gigafactoría 3 de Tesla en Shanghái

Gigafactoría 3 de Tesla en Shanghái

La Gigafactoría 3 es la primera instalación que se pone en marcha en el territorio chino propiedad de un fabricante de automóviles extranjero y la segunda fábrica de producción de vehículos eléctricos de Tesla. El ritmo de trabajos del fabricante americano ha sido muy elevado. La construcción arrancó a principios de enero de este año con la vista puesta en iniciar la producción en el cuarto trimestre de 2019. La firma de Musk ha invertido 2.000 millones de dólares –algo más de 1.750 millones de euros– en una fábrica que ocupa 85 hectáreas de terreno. 

Es permiso otorgado por el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información muestra que la compañía californiana, esta vez sí, podrá cumplir con los planes previstos. Tesla ha sido añadido a la lista de fabricantes de automóviles autorizados lo que, según la agencia Reuters, significa que "se da luz verde a Tesla para su producción en China que puede comenzar en cualquier momento”.

Los detalles sobre los planes de producción en la Gigafactoría 3 de Tesla se anunciarán en los próximos días a medida que se acerca el inicio de la producción. Elon Musk ha prometido que la producción arrancará con 3.000 unidades por semana y prevé una rápida progresión en los meses siguientes.

La compañía pretende que la capacidad anual inicial será de 250.000 coches eléctricos en una primera fase, que duraría dos o tres años, para producir 500.000 unidades anuales una vez que la Gigafactoría 3 esté completamente lista. En un primer momento, Musk anunció que se comenzarían a fabricar versiones asequibles del Model 3 y del Model Y exclusivamente para clientes chinos, mientras que las versiones de mayor coste de los últimos modelos de coches eléctricos de Tesla seguirán produciéndose en EE.UU.

Línea de producción del Tesla  Model 3 en la Gigafactoría 3

Línea de producción del Tesla Model 3 en la Gigafactoría 3.

Las Gigafactorías

Tesla y Panasonic han colaborado estrechamente en los últimos años en la Gigafactory 1 de Nevada. El fabricante japonés ha suministrado a Tesla las celdas que utilizan los Model S y X desde sus inicios, y también las de Model 3 desde que este comenzó a fabricarse. Tesla también acordó con Panasonic la fabricación de módulos y paneles solares en la Gigafactory 2 situada en Buffalo, así que la relación entre ambas ya tiene un importante recorrido.

La apertura del gobierno chino para facilitar al capital extranjero el acceso a su economía ha permitido a las empresas como Tesla poseer el 100% de las fábricas que abran en su territorio. Así, para la Gigafactory 3 Tesla ha obtenido el apoyo del gobierno de Shanghái para la compra del terreno necesario para la construcción, la contratación de personal, la adquisición de los materiales necesarios para la construcción y el establecimiento de una compañía local de financiación para poder comenzar a vender sus coches.

Con el arranque de las operaciones de esta factoría, Tesla podrá minimizar el gran impacto que provoca sobre los precios de sus coches la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que ha elevado los aranceles a la importación y que incluso llegó a obligar a pagar una tasa de importación del 40% a los vehículos fabricados en EEUU, que posteriormente redujo al 15%. 
Conversaciones: