Híbridos y Eléctricos

MARZO DE 2024

Tesla recibe la primera muestra de celdas 4680 de Panasonic que busca instalarse en EE.UU.

Panasonic está buscando una ubicación cercas a la fábrica de Texas de Tesla para poner en pie una nueva fábrica para las celdas 4680, de las que ya ha enviado una primera remesa de prueba al fabricante californiano.

Fabrica panasonic celdas 4680 tesla estados unidos-portada
Panasonic busca ubicación parara producir sus celdas de batería 4680 en Estados Unidos, cerca de la nueva Gigafactoría de Tesla en Austin, Texas.

Desde marzo, Panasonic está seleccionando terrenos para decidir la ubicación final de su fábrica en Estados Unidos, en la que producirá las celdas de batería 4680 para Tesla. Después de dos meses de búsqueda, la compañía japonesa está a cerca de anunciar cual es el lugar estratégico de esta nueva instalación. Tras comenzar la producción de los primeros lotes de prueba en Japón, en la planta de Wakayama, que ya ha recibido Tesla, la intención de Panasonic es acercarse lo más posible a su cliente más importante para evitan cortes inesperados en el suministro.

La emisora japonesa NHK anunciaba hace unos meses las intenciones de Panasonic de instalarse en terrenos estadounidense. Un ejecutivo de la compañía ratificó la semana pasada esta información, añadiendo que la ubicación está prácticamente seleccionada. “Hemos estado haciendo barajando varias opciones y ahora estamos en la fase de evaluación final", ha asegurado el director ejecutivo de energía de Panasonic, Kazuo Tadanobu. Las dos ubicaciones que contaban con más posibilidades eran Kansas y Oklahoma, ambas cercanas a Austin, donde Tesla ha abierto su última Gigafactoría y que además se ha convertido en la sede de la compañía tras mudarse allí su CEO, Elon Musk.

La agencia Reuters informa también que en esa misma rueda de prensa, Tadanobu anunció a los analistas e inversores que la compañía ya ha enviado a Tesla las primeras muestras de las celdas 4680 fabricadas por ahora en Japón. Las nuevas celdas de batería de formato 4680 de Panasonic (46 milímetros de ancho y 80 milímetros de alto) son aproximadamente cinco veces más grandes que las que suministra actualmente. Con el cambio de formato, Tesla podría reducir los costes de producción y aumentar la autonomía de sus coches eléctricos, gracias a un mejor aprovechamiento del empaquetamiento y al avance de la química de las celdas que emplean níquel, cobalto y aluminio como materiales principales del cátodo. Panasonic asegura que su capacidad para almacenar energía es superior, lo que puede llegar a reducir los costes de la batería hasta en un 50 %.

La producción en masa de las nuevas celdas de batería comenzará en la planta de Wakayama, al oeste de Japón en marzo del próximo año. Una vez seleccionada ubicación, la producción en masa de las nuevas baterías 4680 se trasladará a territorio estadounidense donde arrancará un año después, en marzo de 2024.

Tesla y Panasonic llevan más de una década como socios exclusivos operando la Gigafactoría de Nevada. Sin embargo, Con la apertura de la fábrica de Shanghái, Tesla recurrió a CATL y LG Energy Solutions como nuevos suministradores. El verano pasado, CATL anunció su intención de expandir su asociación con Tesla en China y convertirse en su mayor proveedor de baterías. La compañía tiene como objetivo suministrar la mitad de las celdas de batería que Tesla usa a nivel mundial.

En 2010, dos años antes de que Tesla presentara el Model S, Panasonic compró 1,4 millones de acciones de Tesla a un precio muy ventajoso. En marzo del año pasado vendió su participación en Tesla, que en ese momento valía estaba valorada en unos 400.000 millones de yenes (3.610 millones de dólares). A pesar de esta maniobra financiera, Panasonic aseguró que no afectaría a su asociación comercial con Tesla y que las dos compañías continuarían produciendo baterías en los EE.UU.

Conversaciones: