Híbridos y Eléctricos

PODRÍA LLEGAR AL MERCADO EN 2023

Volkswagen da forma a su coche eléctrico más pequeño: el ID.1 corre ahora más prisa

Volkswagen quiere acelerar el desarrollo del ID.1, un coche eléctrico destinado a convertirse en un vehículo de masas provocado por las restricciones al acceso a las ciudades y el endurecimiento de la normativa europea de emisiones para 2025.

El ID.1 debería convertirse en un coche eléctrico destinado al mercado masivo de Volkswagen.
El ID.1 debería convertirse en un coche eléctrico destinado al mercado masivo de Volkswagen.

Volkswagen está acelerando el desarrollo del ID.1, el coche eléctrico que está llamado a ser un superventas por su carácter urbano y su precio asequible. Bajo el nombre de proyecto ‘Small BEV’ (Battery Electric Vehicle), el equipo de desarrollo de Volkswagen está trabajando rápidamente para desarrollar un coche eléctrico del tamaño de un Polo que pueda ser puesto a la venta a un precio que oscile entre los 20.000 y los 25.000 euros, antes de restar los incentivos de ayudas a los que se puede acceder en los diferentes mercados.

Las regulaciones urbanas que previsiblemente prohibirán en cada vez más ocasiones el acceso de vehículos de combustión al centro de las ciudades hacen prever un importante aumento en la venta de vehículos en este segmento. A su vez, Volkswagen asegura que la actual normativa de emisiones de la Unión Europea, que ya obligaba a aumentar la proporción de ventas de vehículos híbridos enchufables y eléctricos en un 40% en 2030, se incrementará hasta un 60% por el muy probable endurecimiento que se establecerá en 2025.

Los coches eléctricos del segmento A, el de los vehículos utilitarios, económicos y con autonomía suficiente para cualquier desplazamiento urbano, se está convirtiendo en un objetivo clave para los fabricantes. Sin embargo, es uno de los más complicados a la hora de planificar la producción y la estrategia de comercialización. Su rentabilidad depende de un elevado volumen de ventas para que la inversión tecnológica se vea compensada por el pequeño beneficios que deja cada una de ellas. La batería, que en coches más grandes supone ya entre un 30 y un 40% del coste total, en este caso se eleva por encima de ese porcentaje. Con su electrificación, la inversión crece y con ella el precio, mientras que las ventas se reducen, por lo que un coche eléctrico del segmento A no es precisamente rentable.

plataforma-meb-vw4

Plataforma MEB.

Volkswagen no ha proporcionado detalles sobre el aspecto y las características mecánicas que exhibirá este nuevo modelo, el lugar en el que se producirá y el objetivo de producción anuales. Según la información de AutomotiveNews Europe, el Volkswagen ID.1 llegaría al mercado en 2023, seguido por un modelo derivado de él, probablemente en formato SUV, que recibiría el nombre de ID.2. El año pasado, el director de estrategia de Volkswagen, Michael Jost, aseguró que “a más tardar, en 2024 también lanzaremos un modelo eléctrico del tamaño de un T-Roc".

Estos modelos emplearán la plataforma MEB-Lite (MEB-Entry, inicialmente), que finalmente no será desarrollada por SEAT, modificada a partir de la MEB del ID.3 y del ID.4, para dar lugar a modelos con una menor distancia entre ejes. Entre ellos, será posible albergar paquetes de baterías de hasta 45 kWh. El ID.1 remplazaría al actual Volkswagen e-up!, la versión electrificada del utilitario urbano que nació en 2013. Algunos medios apuestan incluso porque podría sustituir también al Volkswagen Polo, uno de los modelos más vendidos actualmente en Europa.

A principios de este mes, Volkswagen aumentó la inversión destinada a la electrificación de su flota y al desarrollo de tecnologías de digitalización a 73.000 millones de euros durante los próximos cinco años, de los que alrededor de 35.000 millones se destinarán específicamente a vehículos. Esta inversión supone fabricar más de 1,5 millones de coches eléctricos en 2025.

Conversaciones: