Híbridos y Eléctricos

AFIRMA TENER GARANTIZADOS LOS RECURSOS NECESARIOS

Volkswagen fabricará 50 millones de coches eléctricos en una única plataforma

Volkswagen se plantea aliarse con otros fabricantes para llegar a producir 50 millones de vehículos eléctricos sobre la plataforma MEB y así reducir costes, especialmente los asociados a las baterías.

Volkswagen quiere fabricar 50 millones de vehículos con la plataforma MEB.
Volkswagen quiere fabricar 50 millones de vehículos con la plataforma MEB.

Los ambiciosos planes de Volkswagen para el vehículo eléctrico contemplan la posibilidad de fabricar hasta 50 millones de coches eléctricos sobre su nueva plataforma, la MEB. El fabricante alemán se ha mostrado abierto a ceder su tecnología para que otros constructores de vehículos la utilicen, siendo Ford la marca que mejor posicionada está, especialmente en torno a la fabricación de furgonetas eléctricas.

Herbert Diess, Presidente del Grupo Volkswagen y CEO de la marca de mismo nombre, ha confirmado, en declaraciones a Automotive News, que expandirán su capacidad de producción en Estados Unidos: “Construimos la planta de Chattanooga con la idea de poder hacerla crecer, de reflejarnos en ella”, declaró el directivo alemán. Diess considera que la planta norteamericana “todavía es demasiado pequeña, así que estamos considerando diferentes opciones, como (fabricar) coches eléctricos o una versión del SUV Atlas”, en referencia a un supuesto nuevo modelo eléctrico para el mercado de Estados Unidos. Hace poco más de una semana se revelaron los planes de Volkswagen de crear un crossover eléctrico de mayor tamaño al I.D. Crozz para fabricarlo y comercializarlo en Norteamérica.

Por otro lado, el constructor está considerando todas las posibilidades para expandir su producción y abaratar sus productos, por lo que vería con buenos ojos una alianza estratégica con otro fabricante. En este sentido, Diess ha admitido que están “en conversaciones con otras empresas para compartir algunas plataformas y plantas de producción” en Estados Unidos. De cerrarse el acuerdo, Ford, la principal marca interesada, ayudaría a Volkswagen como contraparte a desarrollar un sucesor a la camioneta pick-up Amarok. Por su parte, Volkswagen, de compartir la plataforma modular eléctrica MEB, se beneficiaría de un abaratamiento de su producto gracias a las economías de escala.

“A día de hoy tenemos cientos de propulsores distintos en la industria, y eso supone grandes diferencias entre trenes motrices”, afirma Diess. En cambio, el máximo responsable del grupo VAG opina que, en un futuro, “será menos (complejo), pues las celdas de las baterías serán muy similares, empleando la misma composición química en su interior”. Además, Volkswagen confirmó que cuenta con las fuentes de materiales necesarias para que sus nuevos coches eléctricos, los cuales fabricará a partir de 2020, alcancen sin problemas la cifra de 50 millones de unidades. “El paquete de baterías será más caro en comparación a un motor de combustión, por lo que tiene sentido buscar la producción masiva”, concluyó Diess.

Conversaciones: