Híbridos y Eléctricos

EL PRIMER PROTOTIPO LLEVA 3 MESES NAVEGANDO

ZF presenta un nuevo sistema de propulsión eléctrico para electrificar barcos

Con este nuevo sistema propulsor eléctrico, que en el prototipo tiene una autonomía de 30 millas náuticas, permitirá navegar sin ruido y atracar en puertos con regulaciones medioambientales.

El especialista alemán ZF presenta un propulsor eléctrico para veleros
El especialista alemán ZF presenta un propulsor eléctrico para veleros

La compañía alemana ZF tiene un gran peso en la industria automotriz: no en vano, se dedica a desarrollar y fabricar engranajes, transmisiones, suspensiones, sistemas de dirección, ejes, elementos de seguridad y componentes electrónicos tanto para coches como para camiones, autobuses, maquinaria agrícola, motos y coches de competición. Otra vertiente de la empresa se dedica a la marina, y ahora han presentado un nuevo propulsor eléctrico para veleros.

Este nuevo sistema de propulsión totalmente eléctrico está pensado para veleros y tiene como protagonista principal un propulsor azimutal que trabaja asociado con un motor eléctrico de 125 kW de potencia máxima (170 CV). El motor eléctrico sustituye al motor diésel habitual, y gracias a la ausencia de embragues se tiene un mejor control de la potencia, lo que permite mejor maniobrabilidad.

propulsor azimutal eléctrico ZF

Propulsor azimutal del nuevo sistema propulsor eléctrico de ZF.

Como el velero en cuestión no emite emisiones, permite que se pueda navegar y atracar en puertos con regulaciones ambientales que limitan el acceso a los yates con propulsores diésel convencionales. A eso hay que añadir también la comodidad de poder partir en cualquier momento, aunque sea de madrugada o a primerísima hora de la mañana, ya que el bajo ruido de la embarcación no molestará a nadie.

ZF ya está probando un prototipo de este sistema de propulsión eléctrica en condiciones de la uso real, en un velero que ha estado navegando por el lago de Garda desde el pasado mes de septiembre.

El prototipo en cuestión equipa una batería de iones de litio de 60 kWh de capacidad y es capaz de recorrer 30 millas náuticas (unos 55,5 kilómetros) manteniendo una velocidad constante de 7 nudos (13 km/h). La batería va ubicada en la popa y cuenta con un sistema de refrigeración, y tanto la estructura del barco como multitud de componentes del mismo son similares a los que empleará el modelo de producción.

Conversaciones: