Híbridos y Eléctricos

DISPONIBLE PARA SU RESERVA

Roetz Life, un nuevo concepto de bicicleta eléctrica que dura toda la vida

La bicicleta eléctrica Roetz Life combina un diseño modular que pretende durar para siempre gracias a un esqueleto modular, fácilmente reparable y que además permite muchas configuraciones.gg

bicicleta eléctrica Roatz Life modular-portada
La bicicleta eléctrica Roatz Life está concebida para durar toda la vida gracias a su arquitectura modular basada en un esqueleto central sobre el que se montan el resto de componentes.

En los Países Bajos la bicicleta es más que un medio de transporte, es casi una cultura. Es la forma habitual en la que se desplazan sus ciudadanos y está tan ampliamente aceptada que rara es la persona que no dispone de más de una. De hecho, los datos aseguran que hay más bicicletas que ciudadanos, lo que ha motivado que el país se esté enfrentando a un problema creciente de residuos, puesto que debe gestionar un gran número de bicicletas desechadas. Roetz Bikes ha encontrado una solución ingeniosa para este problema con la bicicleta eléctrica Roetz Life, que, como su propio nombre indica, pretende durar toda la vida.

Cada año se desperdician tantas bicicletas que encontrar una manera de reutilizarlas y reciclarlas se ha convertido en todo un desafío. En este escenario la Roetz Life se presenta como algo más que un medio de transporte y que una bicicleta eléctrica: sus creadores aseguran que es una nueva forma de vida basada en una amplia visión de futuro.

bicicleta eléctrica Roatz Life modular-interior1
Despiece de la bicicleta eléctrica modular Roetz Life.

En ella, esta empresa neerlandesa combina tecnologías de vanguardia con la simplicidad más básica, construyendo una máquina que puede durar para siempre. En realidad lo que hace es mantenerse en buenas condiciones de funcionamiento gracias a su diseño modular. Es decir, es posible reemplazar las piezas necesarias cada vez que sea necesario, de manera que no es necesario reemplazar la bicicleta completa. En realidad, esto es algo que siempre se ha podido hacer con las bicicletas normales, con la diferencia de que va un paso más allá al ser posible reemplazar también los elementos clave del cuadro. Una idea que, además se realiza de manera muy ingeniosa.

La Roetz Life está construida usando un esqueleto modular sobre el que se montan todas las partes de la bicicleta. Dicho esqueleto es resistente y robusto, y, según afirma Roetz, sí que durará toda la vida. Lo que hace que esta construcción sea tan interesante es que, además de permitir reemplazar solo las piezas necesarias de la bicicleta, también permite configurar la bicicleta de la forma que desee cada cliente.

bicicleta eléctrica Roatz Life modular-interior2
Esqueleto sobre el que se montan todas las piezas de la bicicleta eléctrica Roatz Life.

Para optimizar su vida útil, Roetz también ha aplicado su ingenio a las características técnicas. Ha incluido un sistema de monitoreo de alta tecnología que alerta al ciclista sobre cualquier componente de la bicicleta que no funciona correctamente. De hecho, el sistema es tan complejo que puede notificar prácticamente sobre todo, desde problemas con la transmisión y el motor hasta presiones bajas de los neumáticos. Este sistema de mantenimiento preventivo permite que las piezas dañadas o defectuosas puedan repararse o reemplazarse fácilmente antes de causar más problemas, minimizando el tiempo necesario.

En cuanto a las especificaciones técnicas, las bicicletas eléctricas Roetz Life están equipadas con un módulo de transmisión de siete velocidades dotado de cambios electrónicos que transmite la potencia a la rueda trasera mediante una correa de transmisión de carbono. El fabricante no indica la potencia con la que asiste al ciclista, pero es de suponer que estará adaptado al máximo de 250 W y 25 km/h que exige la normativa europea EPAC.

bicicleta eléctrica Roatz Life modular-interior3
Motor eléctrico Roetz situado en posición central, en el eje del pedalier, cambio automático de siete velocidades, transmisión por correa de carbono y batería extraíble.

La batería que alimenta todo el sistema eléctrico y también la electrónica tiene una capacidad de 500 Wh, aunque es posible, opcionalmente, instalar una de mayor capacidad que alcanza los 840 Wh. Con la primera, y en modo ECO, la empresa asegura que es posible lograr 180 kilómetros de autonomía.

bicicleta eléctrica Roatz Life modular-interior4
Configuraciones de la Roatz Life como bicicleta de carga.

Roetz presenta también una serie de bocetos que explican las posibilidades de reconfiguración de la Life para convertirla en una bicicleta eléctrica de carga con una caja central entre las dos ruedas o, alargando la parte trasera, añadirle un portabicicletas más grande para poder montar sillas de niños o una caja de transporte.

Especificaciones de la bicicleta eléctrica Roetz Life

  • Cuadro de acero inoxidable adecuado para ciclistas de 1,55 a 1,95 m de altura.
  • Motor eléctrico Roetz situado en posición central, en el eje del pedalier.
  • Cambio automático de 7 velocidades.
  • Correa de transmisión de carbono de grado industrial.
  • Batería extraíble sin llave de 500 Wh (opcional de 840 Wh).
  • Autonomía de asistencia en modo Eco de 180 km.
  • Neumáticos Schwalbe Big Ben con un exclusivo sistema de control de la presión de los neumáticos.
  • Frenos de disco hidráulicos de 160 mm.
  • Cerradura electrónica, con habilitación de un solo toque que incluye llavero de marca.
  • Protección GPS contra robo.
  • Sistema de monitoreo Roetz Life en tiempo real: presión de los neumáticos, el desgaste de los frenos, estado del motor y de la batería.
  • Accesorios: Soportes delanteros y traseros compatibles con MIK, sillín de cubierta modular Selle Royal, luces Philips Optics, aprobadas por STVZO.

Desde el mes de septiembre, la Roatz Life ya está disponible para reservas en la web oficial de Roetz, La reserva requiere un pago inicial de 100 euros lo que permite acceder a un descuento de un 10 % sobre el precio de venta minorista. El precio excluyendo el descuento es de 3.750 euros (3.375 euros con descuento) o acceder a un servicio de suscripción que cuesta 96 euros al mes. Las primeras entregas están previstas para febrero de 2023.

Conversaciones: