Híbridos y Eléctricos

LOS PRÓXIMOS 12 AÑOS DE AUDI

Los coches eléctricos serán tan rentables como los de combustión a partir de 2024, pero…

El director ejecutivo de Audi asegura que dentro de dos o tres años sus coches eléctricos serán tan rentables como los de gasolina o diésel, aunque para eso en unos años Audi solo deberá ofrecer coches eléctricos, pero sin renunciar completamente a los de combustión.

Audi RS e-tron GT
Audi será una marca completamente eléctrica en 2033 y venderá sus coches eléctricos mediante un modelo de agencia a partir de 2023. En la foto el Audi RS e-tron GT.

Markus Duesmann, director ejecutivo de Audi, admite que los coches eléctricos serán tan rentables como los de gasolina y diésel en cuestión dos o tres años. Por eso, en este contexto, la empresa alemana ya se está fijando objetivos de rentabilidad estrictos para 2024. Así lo asegura una información publicada en el periódico alemán Der Spiegel, que cita palabras del dirigente: “En dos o tres años, nuestros coches eléctricos serán tan rentables como los motores de combustión". También afirma que en dos años cambiará su modelo de venta a un sistema de agencia en el que los concesionarios solo será un intermediario.

En marzo de este año, el propio Duesman fue el encargado de anunciar oficialmente que Audi detendría el desarrollo de nuevos motores de combustión, como consecuencia de la nueva norma de emisiones Euro 7, que exige unas condiciones para las emisiones muy estrictas. Los modelos con motor de combustión que Audi ofrecerá contarán bajo su capó con los mismos motores que existen actualmente adaptados a la nueva normativa. Esta decisión también tiene consecuencias para otras marcas del Grupo Volkswagen que compran sus motores a Audi.

Audi está planteando que el rendimiento de las ventas de sus coches eléctricos debería aumentar del 5,5 al 11% en 2025. Para lograr estas cifras, Audi cuenta con que se mantengan los incentivos a la compra de vehículos eléctricos en los diferentes mercados en los que opera, ya que estos programas son todavía necesarios para hacerlos competitivos en precio con los de combustión. No obstante, Duesmann mantendrá una estrategia “though-but” (aunque-pero) en el cumplimiento de este objetivo: Audi incrementará sus acciones para ofrecer vehículos totalmente eléctricos hasta electrificar totalmente su gama, pero durante algunos años los modelos de combustión todavía deben seguir contribuyendo a las ventas y beneficios.

Hace poco más de un mes, Audi detalló la hoja de ruta que le llevará a convertirse exclusivamente en una marca de coches eléctricos en doce años. El fabricante alemán cree que ese es el plazo en el que los compradores ya no demandarán vehículos de combustión. Según ese plan, la producción de su último modelo nuevo con motor de combustión comenzará en 2025. A partir de 2026 todos y cada uno de los vehículos que se incorporen a su gama incluirán una variante 100% eléctrica. Los últimos modelos de combustión introducidos en 2025 se irán eliminando gradualmente hasta desaparecer en 2033, momento en el que Audi podrá declararse como una marca completamente eléctrica. Sin embargo, hay un mercado, muy importante, en el que Audi todavía mantiene la posibilidad de ofrecer vehículos de combustión fabricados localmente. Ese mercado es el chino, donde espera que la demanda continúe más allá de 2033.

Además, en tan solo dos años, Audi también cambiará su sistema de ventas actual basado en la venta a través de concesionarios en el que son estos los que establecen sus propios precios, lo que crea confusión entre los compradores. La marca ha anunciado su intención de vender sus coches eléctricos mediante un modelo de agencia a partir de 2023. En este caso, el cliente firmará un contrato directamente con Audi y el concesionario local solo actuará como un intermediario o agente. Por ahora, todavía no se conocen los detalles de esta estrategia, ya que depende de la negociación previa entre Audi y sus concesionarios de la que no se espera una conclusión definitiva antes de 2022.

Conversaciones: