Híbridos y Eléctricos

VERSIONES AWD VS TRACCIÓN TRASERA

Duelo de aceleración entre las 3 versiones del Tesla Model 3, con sorpresa incluida

Carwow ha enfrentado en una carrera de aceleración (y frenada) a las tres versiones del Tesla Model 3: Autonomía estándar plus, Gran autonomía y Performance. La versión básica, más ligera, es la que frena en menos distancia y la Performance demuestra ser más rápida... Casi siempre.

tesla-model-3-drag-race
tesla-model-3-drag-race

Internet está anegado de pruebas de autonomía del Tesla Model 3. No en vano, es el modelo más popular de Tesla y fue el coche eléctrico más vendido del mundo en 2020 (por un amplio margen) y, nos guste o no, la autonomía es uno de los aspectos que se mira con lupa en cualquier eléctrico. Pero ¿qué pasa con sus demás prestaciones? ¿Hay realmente mucha diferencia entre la versión 'Performance' y las otras dos, menos potentes? Los compañeros británicos de Carwow han querido comprobarlo enfrentando en una carrera de aceleración y pruebas de frenada a las tres versiones del Tesla Model 3.

Los protagonistas del vídeo son, como decimos, tres versiones distintas. De menos a más potente: el Model 3 Autonomía estándar plus, el Model 3 Gran autonomía y el Model 3 Performance. Como suele ser habitual en las pruebas de Carwow, se enfrentarán en tres pruebas diferentes: aceleración en el cuarto de milla (0-400 m); aceleración desde 30 mph (unos 50 km/h); y frenada de emergencia desde 80 mph (unos 130 km/h).

De inicio no hay sorpresas en la primera carrera de aceleración: el más rápido es el Model 3 Performance. Con 457 caballos de potencia, 660 Nm de par, dos motores eléctricos y tracción integral, tarda sólo 11,7 segundos en completar el cuarto de milla. El Model 3 Gran autonomía, con 367 caballos y 510 Nm de par, no se queda demasiado lejos parando el crono en 12,2 segundos en su mejor intento. La diferencia entre ambos modelos no es demasiado grande.

tesla-model-3-performance-long-range-drag-race-02

De izquierda a derecha: Tesla Model 3 Gran autonomía, Performance y Autonomía estándar.

Sí que hay una brecha notable entre las anteriores y la versión básica Model 3 Autonomía estándar plus, la única con un solo motor eléctrico y tracción trasera -que no obstante tiene casi 300 caballos y unos respetables 450 Nm de par. Pero ni siquiera su ventaja sobre la báscula (unos 220 kg menos) es suficiente para compensar la menos potencia. Saliendo desde parado, tarda 13,8 segundos en completar el cuarto de milla.

  • Tesla Model 3 Performance: 11,7 segundos
  • Tesla Model 3 Gran autonomía: 12,2 segundos
  • Tesla Model 3 Autonomía estándar plus: 13,8 segundos

Partiendo desde cero, la versión Performance saca pecho con autoridad. Y vuelve a hacerlo con salida rodada, acelerando desde 30 mph (50 km/h), aunque la diferencia con el Gran autonomía vuelve a ser relativamente pequeña en todo momento, incluso a velocidades que serían del todo ilegales en vías públicas. Aquí, de nuevo, el Model 3 menos potente queda notablemente rezagado. Lo cual no significa que sea lento, al contrario, es que las otras dos versiones son misiles en línea directa.

Desde 50 mph (80 km/h) el Performance vuelve a dominar la salida, con un sprint inicial más poderoso que no obstante se desvanece con el tiempo, y el Gran autonomía lo consigue adelantar, por extraño que parezca. Eso sí, lo adelanta a más de 200 km/h, así que dudosamente podemos decir que sea más rápido en la vida real (es decir, en vías públicas).

Curiosamente, en la aceleración desde 70 mph (112 km/h) el Model 3 Gran autonomía sale mejor y consigue mantenerse delante del Performance, para sorpresa de todos. El Model 3 Gran autonomía hace el 112-206 km/h (aproximadamente) por delante en todo momento, pese a que el conductor del Model 3 Performance asegura ir con el pedal del acelerado más que a fondo. Desconocemos si la bajada de rendimiento del Performance es culpa de la batería o cualquier otro motivo.

Nadie termina la ronda de pruebas sin una victoria personal. Y es que el Tesla Model 3 Autonomía estándar plus es el que menos distancia necesita para frenar desde 112 km/h hasta 0. Aquí sí se notan los más de 200 kilos de diferencia entre esta versión, con un motor menos y una batería más pequeña y más ligera, y las otras dos más pesadas.

Se supone que el Model 3 Performance lleva frenos más potentes (son más grandes, al menos) pero hay más factores que pueden afectar en la frenada. Empezando por el tiempo de reacción de cada conductor y el momento exacto en que frena cada uno (la señal es una línea en el suelo), la temperatura y estado de los frenos y, por supuesto, los neumáticos de cada coche (también diferentes: Pirelli P Zero en el Performance y Michelin Pilot Sport 4S en el Gran autonomía).

Conversaciones: