Híbridos y Eléctricos

PININFARINA BATTISTA

El coche más rápido del mundo ya no es de gasolina y hace el 0-100 km/h en 1,86 s

El coche más rápido del mundo ya no es gasolina sino eléctrico. El Pininfarina Battista ha batido el récord del 0-100 km/h y del 0-200 km/h con dos registros que dan auténtico vértigo. 

Pininfarina Battista_Autodrome_portada
El Pininfarina Battista es el nuevo coche más rápido del mundo

Querer hacer un coche más rápido es una ambición que existe desde que existe el primer automóvil, y durante más de un siglo ha sido motor de avance, de innovación y de gestas épicas en competición. Una ambición que ha llevado al límite a máquinas y hombres. Con los coches eléctricos cambiarán algunas cosas en la manera de entender del automóvil, pero seguiremos queriendo hacer el coche más rápido del planeta. Y en esa labor está el Pininfarina Battista, el hiperdeportivo eléctrico italiano que acaba de batir varios récords de aceleración con números que dan auténtico vértigo.

Hemos llegado a un punto de no retorno: el coche de producción más rápido del mundo ya no es de gasolina sino eléctrico. Y probablemente esto no va a cambiar, a no ser que Koenigsegg tenga todavía un as bajo la manga con alguno de sus próximos modelos. Hace sólo unos días el Rimac Nevera consiguió alcanzar 412 km/h de velocidad punta, récord para un coche eléctrico matriculable. Y el Pininfarina Battista, rival directo del Rimac por prestaciones y precio, no quiere ser menos.

La gente de Pininfarina se llevó su potentísima creación al Autódromo de Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos, para dar buena cuenta de sus prestaciones. No creo que la ubicación la eligieran al azar: en Oriente Medio está una muy buena parte de los clientes del vehículo, tanto clientes ya confirmados como clientes potenciales. Han hecho su fortuna con el gas y el petróleo pero también se interesan por los coches eléctricos.

Pininfarina Battista_UAE_02_0
Pininfarina Battista

Bajo el sol abrasador de Dubai, Automobili Pininfarina ha hecho oficiales por primera vez los datos de aceleración y de frenada de su criatura, el Pininfarina Battista. Siendo el coche italiano más potente de la historia, podrás imaginar que la aceleración del Battista es de auténtico escándalo. Efectivamente lo es. El Pininfarina Battista hace el 0 a 100 km/h en 1,86 segundos, consiguiendo rebajar el registro del Rimac Nevera (1,97 s). Y acelera de 0 a 200 km/h en 4,75 segundos. Cifras que le convierten en el coche de producción más rápido del mundo en ambos registros.

Pininfarina ha publicado un vídeo con la perspectiva desde el interior del coche y si nos fijamos en como sube la velocidad, parece más un videojuego que un coche real. Justo encima de la velocidad se ve la cifra de potencia instantánea, que llega a alcanzar 1307 kW (1778 CV) durante la aceleración. Pininfarina no ha ido más allá, pero hubiera sido interesante saber el registro del 0 a 300 km/h, cuyo récord lo tiene el Rimac Nevera en 9,3 segundos.

Con tal capacidad para acelerar, hay que montar unos frenos a la altura y el Battista también ha batido el récord de frenada más corta para un coche eléctrico de producción: fue capaz de frenar de 100 km/h a 0 en sólo 31 metros.

Para ponerlo en contexto con el coche de gasolina más rápido actualmente, el Bugatti Chiron Super Sport hace el 0-100 km/h en 2,4 segundos, el 0-200 km/h en 5,8 segundos y el 0-300 km/h en 12,1 segundos. Eso sí, el Chiron Super Sport 300+ consiguió alcanzar 490 km/h de velocidad punta.

El Battista es el coche italiano más potente de la historia, y eso que han salido unos cuantos deportivos de Italia. Tiene cuatro motores eléctricos con 1.900 CV de potencia y 2.340 Nm de par motor. Cifras escandalosas. Alcanza una velocidad máxima de 350 km/h y homologa 476 kilómetros de autonomía WLTP gracias a una batería de 120 kWh. Sería interesante saber su autonomía manteniendo el acelerador a fondo el máximo tiempo posible (a máxima velocidad, al Bugatti Chiron su depósito de combustible le dura sólo 9 minutos).

Pininfarina Battista_interior
Puesto de conducción del Pininfarina Battista

Sólo se harán 150 ejemplares del Battista. Cada uno de ellos se fabrica de manera artesanal y necesita más de 1.250 horas de trabajo. El nivel de personalización es tal que existen 128 millones de posibles combinaciones solamente para el interior, así que sería mala suerte que dos clientes se lo pidan exactamente igual. ¿Su precio? 2.200.000 euros antes de impuestos. Incluyendo impuestos, en España cuesta 2.662.000 euros, y eso es antes de empezar a configurarlo a nuestro gusto.

Conversaciones: