Híbridos y Eléctricos

DOBLE SUSPENSIÓN

Splach Turbo, un patinete eléctrico tan potente como un ciclomotor y apto para off-road

El Splach Turbo es un capaz y potente patinete eléctrico que será capaz de rivalizar con ciclomotores en términos de potencia y que gracias a su doble suspensión goza de una capacidad dinámica extra en todo tipo de situaciones.

Splach Turbo, un patinete eléctrico de 800 W y doble suspensión.
Splach Turbo, un patinete eléctrico de 800 W y doble suspensión.

Indiegogo es una plataforma de microfinanciación de la cual hemos hablado en multitud de ocasiones a causa de que muchos de las soluciones de movilidad eléctrica que pasan por nuestra portada, lo hacen gracias a que encuentran viabilidad financiaera gracias a campañas abiertas en webs como esta. Este mismo sería el caso del patinete eléctrico Splach, que llama particularmente la atención sobre otros patinetes eléctricos por su potencia y capacidad dinámica.

La última noticia que tenia como protagonista un sujeto eléctrico de dos ruedas también encontraba salida gracias al crowdfunding, aunque esta vez tenía tras de sí un nombre de peso en la industria del pedal. Se trataba de la Radiant Carbon, de la firma de bicletas The Ride Bikes.

Cuando decimos que el Splach nos llama particularmente la atención por su capacidad dinámica no nos referimos a que se trate de un patinete eléctrico que sea capaz de enlazar curvas y aportar sensaciones deportivas al "rider", sino que es gracias a su esquema de doble suspensión a lo que consigue esta dinámica distintiva sobre otros patinetes eléctricos. Y es que no sólo lo hace más ágil en el día a día, ya que gracias a la doble suspensión elementos urbanos como bordillos, vados, badenes e incluso pistas de tierra, serán más fáciles de afrontar en el Splach que en cualquier otro patinete eléctrico.

amqdrarzqklbfckqcspe

Recorrido de la suspensión del Splach.

A ello hay que sumar otro elemento gracias al que destaca por encima de la mayoría de patinetes que se venden en el mercado, pero de lo que probablemente no pueda hacer gala si llega alguna unidad a suelo europeo, su potencia. Y es que con un motor situado en el buje de la rueda trasera de 800 W de potencia, se pone a la altura de algún que otro ciclomotor eléctrico que ha pasado por nuestra portada, a lo que si sumamos que tan sólo marca en la báscula 17 kilos, se convierte en un patinete eléctrico capaz de alcanzar los 45 kilómetros por hora. Huelga decir que en España estará limitado, ya que la velocidad máxima legal es de 25 kilómetros por hora. De hecho, la versión que se venderá en Europa, probablemente sea la Splach Ranger, de 500 W de potencia.

Este derroche de potencia tiene un contra, y es que no es precisamente el más eficiente del que hayamos hablado en nuestra web. El motor de 800 W se alimenta de una batería que aunque no sea pequeña, ya que tiene una capacidad de 540 Wh, parece quedarse algo justa en comparación con otros patinetes eléctricos del mismo precio, ya que sólo alcanzará unos 30 kilómetros de autonomía con una sola carga.

La estructura del patinete eléctrico Splach está compuesta de un tipo de aluminio utilizado en aeronáutica, tipo 6061-T6, y gracias a ello es capaz de llevar a personas de hasta 120 kilos de peso. Otro elemento que suma a la buena dinámica del patinete son sus neumáticos, sustancialmente más anchos y con más superficie en contacto con el suelo que demás patinetes (uno de los aspectos por los puede resultar menos eficiente), y es que tiene nada menos que 8 pulgadas de ancho.

Splach Turbo, un patinete eléctrico de 800 W y doble suspensión

Aterrizar después de un ligero salto con el Splach, gracias a su suspensión, será menos sufrido.

Los creadores del Splach piden a cambio de una de sus unidades del patinete eléctrico Splach 704 euros, que dadas sus prestaciones, nos parecen correctos si tenemos más en cuenta su desempeño dinámico que su autonomía, aunque aquellos que opten a un patinete eléctrico no será porque necesiten hace 20 o 30 kilómetros de recorridos diarios.

También ofrecen en Indiegogo el Splach Ranger, algo más asequible y con mayor autonomía (hasta 60 kilómetros), que sigue beneficiándose del esquema de doble suspensión, y que por 653 euros es a todas luces una mucha mejor compra que la versión Turbo. Ambos modelos están disponibles para su compra en Indiegogo.

Conversaciones: