Híbridos y Eléctricos

LESHEN K2, UN PECULIAR SUV ELÉCTRICO

Un "SUV" eléctrico nuevo por menos de 3.000 euros: en Alibaba todo es posible

La casi interminable oferta de bajo coste de vehículos eléctricos que tiene el portal de comercio electrónico Alibaba no deja de sorprendernos. Esta vez con un SUV eléctrico llamado Leshen K2.

Leshen K2
Leshen K2.

El peculiar coche eléctrico que toma protagonismo en este artículo no podía venir de otro portal de comercio electrónico que no fuera Alibaba. Se llama Leshen K2, y se trata de un SUV eléctrico venido a menos que tiene un precio casi irrisorio.

Y es que China no deja de sorprendernos con toda a producto eléctrico de bajo coste que no deja de proliferar en sus webs de comercio electrónico más populares. No obstante, no toda la oferta de Alibaba o Aliexpress debe ser tomada a broma, pues la propia marca de bicicletas eléctricas de Alibaba, Alienozo, propone una bicicleta eléctrica tan capaz como la FS700, con componentes de bicicletas eléctricas de alta gama.

El SUV eléctrico Leshen K2 es uno de los múltiples vehículos eléctricos de vecindario (NEV) que la web Electrek ha rescatado de entre toda la oferta china para darlo a conocer en clave de humor. Otros productos de los que nos hicimos eco previamente fueron el "Mini Jeep" eléctrico o el Hummer Hx.

SUV eléctrico Alibaba

Leshen K2.

El Leshen K2 es un coche eléctrico de baja potencia y ligero, por lo que si de verdad hay alguien en España que quiera importarlo desde China, que tenga claro que no podrá homologarlo más que como un ciclomotor. A pesar de tener un peso de tan sólo 615 kg, el K2 apenas supera los 50 kilómetros por hora, ya que su motor eléctrico tan sólo rinde 4 kW, aunque no debería esto ser un obstáculo para los clientes finales de este tipo de vehículos.

Y es que a pesar de medir tan sólo 2,9 metros está diseñado para que en su interior tengan cabida hasta cuatro adultos, por lo que se muestra como una válida herramienta para complejos hoteleros o fincas en las que es necesario transportar personas a lo largo de cortas distancias, donde sí se muestra altamente competente, pues gracias a su desfasada batería de plomo-ácido de 6 kWh de capacidad (60 V y 100 Ah) promete una autonomía de 100 kilómetros con una carga completa.

En la vertiente estética sus diseñadores se han esforzado sobremanera para que, a pesar de sus 2,9 metros de largo, tenga imagen de SUV. El resultado son unas comprimidas proporciones, con un habitáculo alto precedido por un capó corto y plano, que se redondea con recursos estéticos propios de un SUV como las protecciones en los pasos de rueda y una parrilla frontal prominente.

Interior del Leshen K2.

Interior del Leshen K2.

A pesar de su bajo precio, tampoco prescinde de elementos de confort varios como puede ser aire acondicionado, espejo retrovisor mediante cámara, pantalla táctil LCD de 9 pulgadas con reproductor multimedia, asientos ajustables, cerradura con control remoto, elevalunas eléctricos y una rueda de repuesto colocada sobre el portón trasero que le brinda un aire robusto.

Incluso en su interior sus responsables se han permitido el "lujo" no sólo de dar cabida a cuatro pasajeros, sino incluso de dar un paso adelante en diseño con paneles de contraste en color marrón y rejillas de ventilación de aspecto metálico. Obviamente ni las superficies marrones están forradas de cuero ni las rejillas de aireación son metálicas, pero a este nivel de precio y teniendo en cuenta todo lo que ofrece, tampoco se puede pedir más a este comprimido SUV eléctrico.

Y es que tiene un precio de 3.200 dólares, que convertido a nuestra moneda según el cambio actual, 2.682 euros. El distribuidor da incluso la posiblidad de equipar una batería de iones de litio a cambio de 1.000 dólares más.

Conversaciones: