EL PERFIL

Mate Rimac, el joven croata que ha diseñado el superdeportivo eléctrico del siglo XXI

El fundador y dueño de Rimac Automobili es un genio precoz que ha conseguido, a sus 30 años, acumular grandes reconocimientos gracias al desarrollo de un superdeportivo completamente eléctrico. 

Mate Rimac, CEO y fundador de Rimac Automobili.
Mate Rimac, CEO y fundador de Rimac Automobili.

Mate Rimac (Croacia, 1988) consiguió cumplir su sueño de fabricar el coche eléctrico más rápido del mundo. Este precoz genio croata desarrolló con apenas 23 años el Rimac Concept One, un superdeportivo eléctrico de 1.224 CV de potencia y que le permite una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos, lo que lo convirtió en el eléctrico más veloz de 2011. “Quería crear la tecnología para hacer el mejor automóvil en todos los aspectos, más rápido, más divertido y más eficiente. Quería hacer el superdeportivo del siglo XXI”, explicó entonces.

Para entender cómo nació Rimac Automobili, el único fabricante de vehículos de Croacia, hay que conocer los primeros años de su CEO y fundador. A pesar de tener la nacionalidad croata, Mate Rimac nació en Livno, un municipio de alrededor de 40.000 habitantes que actualmente pertenece a Bosnia Herzegovina. La guerra de los Balcanes obligó a sus padres, Zdenka e Ivan, a trasladarse a Fránkfurt, en Alemania. La disolución de las repúblicas yugoslavas propició la vuelta de la familia a una ciudad cercana, Samobor, esta vez en el rediseñado territorio que actualmente ocupa Croacia.

Su talento no tardó en eclosionar. Siendo un adolescente diseñó lo que él mismo denominó como iGlove, un guante con tecnología que podía funcionar como teclado y ratón de un ordenador y gracias al que ganó un concurso internacional de jóvenes emprendedores. Al cumplir 18 años, Rimac se hizo con un BMW E30 de 1984 “totalmente oxidado”. Con el garaje de sus padres como taller, el joven convirtió el viejo modelo en un coche eléctrico diseñado para competición, hasta que explotó el motor en la segunda carrera que disputó, llegando a incendiarlo. De esta forma decidió convertirlo en un coche de altas prestaciones incorporando baterías de plomo ácido en secuencia. Rimac fue publicando estos avances en su cuenta de Youtube, que en aquel momento no gozaba del reconocimiento con el que cuenta hoy en día la mayor plataforma audiovisual del mundo. Actualmente se pueden ver algunos de los vídeos que publicó, “grabados entre colegas con un iPhone”, según el propio autor.

Rimac ingresó en 2007 en la Universidad de Ciencias Aplicadas de VERN, en Zagreb, obteniendo la licenciatura en Gestión Empresarial tres años más tarde. Sin embargo, en 2010 cambió su futuro. Un delegado de la familia real de Abu Dhabi se puso en contacto con Rimac interesado en dos coches, a lo que el joven de 20 años respondió que ni siquiera tenía una compañía.

Ante la insistencia, se unió a los dos compañeros con los que terminaría fundando Rimac Automobili en 2009: Igor Pongrac, que trabajaba con drones para el ejército de Croacia, y Adriano Murgi, un diseñador que trabajaba en la compañía norteamericana General Motors y que se dedicó a Rimac en su tiempo libre. Crearon el Concept One, el primer vehículo de la firma, con el objetivo de presentarlo en el Salón del Automóvil de Fránkfurt. Y, frente a todo pronóstico, consiguieron la hazaña en el tiempo récord de un año. Actualmente, Rimac ya está trabajando en el diseño del Concept_Two.

El éxito de Rimac le ha supuesto un reconocimiento que choca con su carácter discreto, alejado también de las redes sociales. Algo inusual en un joven que ha sido incluido en la revista Forbes como los emprendedores menores de 30 años más influyentes, o el prestigioso premio Ernst & Young al emprendedor del año en 2017, o distinciones nacionales croatas que ostenta el mismísimo Nikola Tesla, con el que han llegado a comparar a Rimac. Si algo reflejan sus trayectorias es que ambos comparten mucho más que la nacionalidad.

Conversaciones: