ABANDONARÁ LOS MOTORES DE COMBUSTIÓN A PARTIR DE 2022

El Audi R8 se convertirá en un superdeportivo totalmente eléctrico

La tercera generación del Audi R8 abandonará los motores de gasolina en 2022 para convertirse en un superdeportivo eléctrico capaz de ofrecer hasta 1.000 CV de potencia.

Audi PB18 Concept.
Audi PB18 Concept.

La nueva generación del Audi R8 adoptará una transmisión totalmente eléctrica, abandonando los motores de gasolina V10 y V8 que el fabricante alemán empleaba en este superdeportivo. Esta decisión es fruto, según la revista británica Autocar, de dos tendencias imparables en la industria automotriz: la electrificación y la eliminación de los grandes motores de alta potencia, turboalimentados y que funcionan a altas revoluciones.

En 2015, basándose en su segunda generación, Audi creó una versión limitada del R8, con el apellido e-tron como el primer paso hacia esta electrificación total. Para la tercera generación con propulsión eléctrica, Audi probablemente se inspirará en el PB18 e-tron, que fue recientemente presentado en el concurso de elegancia Pebble Beach celebrado en California. En este caso el tren motriz cuenta con tres motores eléctricos, uno delantero y dos en las ruedas traseras, para alcanzar los 500 kW (680 CV) de potencia y ofrecer una aceleración de 0 a 100 km/h de tan solo dos segundos. Toda este potencial no está reñido con la versatilidad, de forma que se ha pensado también en hacerlo compatible con el uso diario mediante una posicion de conducción central que se puede desplazar al lado izquierdo mecánicamente.

Lateral y zaga del Audi PB18 concept

Lateral y zaga del Audi PB18 concept.

El primer R8, lanzado en 2006, fue calificado como un éxito por la marca. Su segunda generación, la de 2015, no fue tan bien acogida por los clientes. Mientras que la primera Audi fue capaz de vender 3.000 unidades en Europa, la segunda todavía no ha llegado a las 1.500 unidades. En Estados Unidos, uno de sus principales mercados, la tendencia de ventas ha sido similar.

Por esta razón Audi llegó a plantearse no lanzar una tercera generación de este modelo, pero el empuje de la electrificación de la gama, bajo el apellido e-tron, le ha llevado a convertirlo en un superdeportivo totalmente eléctrico. Para vincular este modelo con el resto de la gama eléctrica es probable que utilice el mismo nombre que la versión limitada de 2015, R8 e-tron. Llegará a un mercado en el que su competencia principal será el Tesla Roadster, aunque otros fabricantes están también desarrollando vehículos de altas prestaciones, que siempre cuentan con unos objetivos de producción muy contenidos.

El primer Audi eléctrico, el e-tron, se presentará al público dentro de unos días, el 17 de septiembre en San Francisco. En 2019 arrancará la producción del segundo modelo, el e-tron Sportback, al que seguirá un modelo de alto rendimiento, el e-tron GT, un deportivo de dos puertas y cuatro plazas con más de 600 kW (800 CV) de potencia.

Como respuesta a las regulaciones de las emisiones y los rápidos cambios a los que está sometido el mercado del automóvil, Audi quiere posicionarse como líder en el mercado de los coches eléctricos y cuenta con ser capaz de vender 800.000 vehículos electrificados, alrededor de un tercio de sus ventas, en el año 2025.

Conversaciones: