Híbridos y Eléctricos

TECNOLOGÍA Y ARTESANÍA

Bentley Flying Spur Hybrid: la berlina híbrida enchufable más lujosa del mundo

El nuevo Bentley Flying Spur Hybrid es el último modelo electrificado de Bentley, y la berlina híbrida enchufable más lujosa del mundo. Capaz de homologar 40 km de autonomía eléctrica (WLTP), su mecánica híbrida no queda muy atrás en prestaciones del poderoso motor V8.

Bentley-Flying-Spur-Hybrid_portada-02
Bentley Flying Spur Hybrid

Bentley se ha caracterizado durante años por sus mastodónticos motores V8, llenos de par desde muy bajas vueltas como si fuesen un camión. Pero el fabricante británico tiene una estrategia llamada 'Beyond 100' mediante la cual se convertirán en una marca totalmente eléctrica a partir de 2030, y en la transición hacia esa fecha clave veremos cada vez más Bentleys electrificados. El último en llegar es el nuevo Bentley Flying Spur Hybrid, un híbrido enchufable que presume de mecánica híbrida pero también del máximo lujo que podemos pedir en un coche.

Para que los clientes no echen en falta la potencia bruta del motor V8, el Flying Spur Hybrid apuesta por una mecánica híbrida enchufable con 544 CV de potencia y 750 Nm de par motor, ni más ni menos. El nuevo Flying Spur Hybrid es, de hecho, 95 caballos más potente que el Bentayga Hybrid y sus prestaciones son de primer nivel. Hablamos de un 0-100 km/h en solamente 4,3 segundos y una velocidad punta de 285 km/h.

Bentley-Flying Spur Hybrid-05

El Bentley Flying Spur Hybrid tiene una autonomía eléctrica de 40 kilómetros (WLTP).

Combina un motor V6 gasolina biturbo de 2.9 litros que otorga 416 CV de potencia y 550 Nm junto con un motor eléctrico síncrono de imanes permanentes, situado entre el motor de combustión y la transmisión, que entrega 136 CV y 400 Nm. Dice la marca que el nuevo Flying Spur es el Bentley más eficiente de todos los tiempos, con una autonomía superior a 700 kilómetros entre combustible y electricidad.

El motor eléctrico se alimenta de una batería de iones de litio de 14,1 kWh de capacidad que proporciona hasta 40 kilómetros de autonomía eléctrica (WLTP). La batería se carga en 2,5 horas y el wallbox (o cargador de pared) no tiene coste adicional. La mecánica híbrida tiene tres modos de funcionamiento: EV Drive (completamente eléctrico), Hybrid y Hold (usa solamente el motor de combustión para mantener el nivel de carga de la batería).

Bentley-Flying-Spur-Hybrid-interior

Puesto de conducción del Bentley Flying Spur Hybrid.

Las diferencias visuales exteriores del Flying Spur Hybrid incluyen un distintivo "Hybrid" en el guardabarros delantero, cuatro tubos de escape ovalados y una toma de carga en la aleta trasera izquierda. Además incorpora equipamiento específico de esta versión, relativo al vehículo eléctrico (o electrificado), con menús e información específicos en el cuadro de instrumentos, el Head Up Display y la pantalla central, además de servicios conectados como My Battery Charge, My Car Statistics y My Cabin Comfort.

Lo que por supuesto no cambia es el nivel de refinamiento del habitáculo, que cuenta con unos acabados artesanales y una exquisita selección de materiales que incluye piel de la mejor calidad (en 10 posibles colores diferentes), varios tipos de madera para las molduras decorativas y aluminio. El Flying Spur Hybrid se ofrece con siete colores "básicos" para la pintura, a las cuales hay que sumar otros 60 colores de la paleta Mulliner. Si esto no es suficiente, se puede encargar en un color totalmente personalizado. El nivel de personalización, en general, es tan amplio como permita el presupuesto del cliente.

Bentley-Flying-Spur-Hybrid-03

Bentley Flying Spur Hybrid.

Todos los Flying Spur se fabrican en la sede de Bentley en Crewe, una fábrica que tiene emisiones neutras de carbono en la producción de sus coches. Los pedidos del Flying Spur híbrido enchufable se abren a partir de este mismo verano y las primeras entregas a los clientes están previstas para antes de finales de 2021. 

Conversaciones: