Híbridos y Eléctricos

MODELO CONCEPTUAL

BMW i Vision Circular, un prototipo eléctrico con baterías de estado sólido e imagen bizarra

Baterías de estado sólido, materiales reciclables y un volante, son los elementos que los coches de BMW tendrán para 2040, dejando en entredicho (a ojos de BMW) la fiabilidad de la conducción autónoma incluso para entonces.

P90434196_highRes_bmw-i-vision-circula
BMW i Vision Circular.

Tal y como adelantara BMW la semana pasada con este teaser, la firma alemana acaba de desvelar en su totalidad un coche eléctrico conceptual que es una muestra de la metología que el fabricante quiere aplicar a sus modelos de 2040. Se trasta del BMW i Vision Circular, un coche basado en una economía de materiales circular.

Y es que el modelo conceptual que nos ocupa tiene como razón de ser el reciclado, casi en su totalidad, de los materiales por los que está compuesto. Partiendo de esta base, BMW ha diseñado un coche que cuando alcance el final de su vida útil pueda ser reciclado en su totalidad, y con el que además sea más fácil volver a poner los materiales que los componen de nuevo en juego en otros coches, propiciando también un método de reciclado más eficiente.

P90434197_highRes_bmw-i-vision-circula

BMW i Vision Circular.

Para dar imagen a esta idea la firma alemana ha dotado al i Vision Circular de una imagen atrevida, y se puede aplicar este adjetivo en todos y cada uno de los aspectos que confieren a diseño, ya que incluso para tratarse de un prototipo, que normalmente ya son llamativos de por sí, el i Vision Circular hace gala de una colores, diseños y recursos muy bizarros. A pesar de ello seguimos encontrando en el frontal la parrilla dividida en los dos habituales riñones (de proporciones más clásicas que en los iX e i4) y el clásico "codo" Hofmeister.

 El objetivo principal del diseño del BMW i Vision Circular es crear un vehículo pensado para los ciclos de materiales cerrados y lograr el 100 % de uso de materiales reciclados con el 100 % de reciclabilidad.

P90434185_highRes_bmw-i-vision-circula

Puesto de mandos del BMW i Vision Circular.

Para ello, se utilizan materiales que ya han completado el ciclo de vida del producto, o materiales secundarios, junto con materias primas de origen biológico certificado. Y exactamente lo mismo ocurre con el que es el dispositivo más importante de un coche eléctrico a nivel técnico;su batería. BMW anuncia que el i Vision Circular porta una batería de estado sólido que se fabrica casi en su totalidad con materiales procedentes del ciclo de reciclaje. De este modo, se consigue una densidad energética mucho mayor reduciendo considerablemente el uso de los recursos más valiosos.

Los materiales reciclados y tonos llamativos se dan cita en el interior, que se antoja airoso e iluminado a partes iguales. Dice BMW que los asientos han sido diseñados para que parezcan muebles intencionadamente, y gran parte de la culpa la tiene el tapizado en topo/violeta que los cubre.

P90434163_highRes_bmw-i-vision-circula

Interior del BMW i Vision Circular.

A pesar de que el BMW i Vision Circular representa la hipotética visión de BMW sobre cómo serán los coches de 2040, sorprende encontrar en su interior un volante con el que manejar al coche, pues como sucede con casi todos los prototipos que apuntan a un futuro que aún dista en el tiempo, lo habitual es que no dispongan de este elemento. De hecho en varias fotografías el BMW i Circular aparece una persona a sus mandos, por lo que parece que BMW quiere seguir aplicando aquel lema de "Te gusta conducir" hasta el último momento.

Conversaciones: