Híbridos y Eléctricos

CONTINÚAN LAS PRUEBAS

Tesla Semi: la llegada del camión eléctrico se retrasa hasta 2020

Jerome Guillen, encargado de la unidad de camiones, anunció que la producción del Tesla Semi no empezará en 2019 sino el próximo año. Aún se desconoce dónde se fabricará el camión eléctrico.

Tesla Semi: la llegada de camión eléctrico se retrasa hasta 2020.
Tesla Semi: la llegada de camión eléctrico se retrasa hasta 2020.

La producción del camión eléctrico Tesla Semi ha sido aplazada oficialmente hasta 2020, anunció la compañía estadounidense durante la presentación de sus cifras trimestrales de este año. Al presentar el Tesla Semi en 2017, la compañía dijo que la producción comenzaría en 2019, pero no se volvió a mencionar el tema.

Ahora Jerome Guillen, presidente de automoción de Tesla y director del programa de camiones, reveló que la producción del camión eléctrico no comenzará hasta el próximo año en una ubicación todavía sin confirmar. Sin embargo, el ejecutivo anunció que las baterías y las transmisiones se fabricarán en la planta de Reno, Nevada. “El próximo año comenzará la producción. Estamos muy contentos. Estamos probando los camiones con un éxito bastante sorprendente”, dijo Guillen. Además, el ejecutivo informó que Tesla sigue mejorando el diseño de su camión mientras continúan las pruebas en la carretera.

Debido a que Tesla ha estado aceptando pagos de 20.000 dólares (18.000 euros) por la reserva del Tesla Semi desde hace dos años, era importante informar a las partes interesadas sobre el cambio en la fecha de producción. Algunas de las empresas que han realizado pedidos del Semi son: UPS con un encargo de 125 unidades, PepsiCo (100), Sysco (50), Anheuser-Busch (40), FedEx (20), entre otras.

Elon Musk, CEO de Tesla, dijo anteriormente que la meta era producir 100.000 camiones eléctricos por año. Se venderán dos versiones del Semi: una de 300 millas (480 km) de autonomía por un precio de 150.000 dólares (135.000 euros) y otra de 500 millas (800 km) por 180.000 dólares (162.000 euros).

Además, el Tesla Semi puede ayudar a la compañía a solventar los retrasos en las entregas de sus coches, después de verse obligados a invertir 13 millones de dólares (11.6 millones de euros) en la compra de tractoras de combustión interna para entregar sus coches a los compradores.

Por otro lado, Musk dijo que en las próximas semanas se tomará la decisión sobre el sitio de producción del Tesla Model Y para 2020. Las opciones son la planta de California y la Gigafactoría de Nevada. El SUV eléctrico está basado en el Model 3 y utilizará alrededor del 75% de sus componentes.

Conversaciones: