Híbridos y Eléctricos

MODELOS DE 16 Y 27 TONELADAS

Volvo comienza a vender camiones eléctricos en seis países europeos, pero no llegarán a España

Volvo ya admite pedidos de sus FL y FE eléctricos, dos camiones de 16 y 27 toneladas respectivamente, en los seis países europeos donde se venderán. Empezarán a fabricarlos en serie en marzo.

camion-electrico-volvo-fl_portada
camion-electrico-volvo-fl_portada

Volvo acaba de anunciar el inicio de la comercialización de sus camiones eléctricos medianos, los Volvo FL y Volvo FE Eléctricos. Estos modelos están diseñados para trabajos en entornos urbanos, especialmente para tareas de distribución, gestión de residuos y otras aplicaciones en las urbes y sus áreas metropolitanas. El inicio de la producción en serie está prevista para marzo de 2020, pero ya se pueden realizar pedidos en Suecia, Noruega, Alemania, Suiza, Francia y Países Bajos. Estos camiones eléctricos de Volvo no estarán disponibles en España.

El Volvo FL Electric tiene un peso máximo admisible de 16 toneladas, mientras que en el Volvo FE Electric es de 27 toneladas. Ambos modelos se han desarrollado en estrecha colaboración con algunos clientes que trabajan en Gotemburgo (Suecia), todos ellos cuidadosamente seleccionados por Volvo. La retroalimentación ha sido positiva y los conductores involucrados en el proyecto han destacado el rendimiento del tren motriz y la aceleración progresiva con bajísimos niveles de ruido. 

Unos de los desafíos, dice Volvo, ha sido maximizar la carga útil al mismo tiempo que se optimizaba la autonomía por carga. El resultado son camiones que ofrecen un gran potencial para acceder a zonas urbanas con restricciones por emisiones contaminantes, ya sean de gases o por contaminación acústica. De esta manera, los Volvo FL y FE eléctricos podrán realizar trabajos a horas nocturnas o a primera hora de la mañana en las que haya limitaciones de ruido.

camion-electrico-volvo-fe

Volvo FE Electric.

No obstante, y pese a los comentarios positivos de los clientes, en Volvo reconocen que «la infraestructura de carga aún está en desarrollo en la mayoría de las ciudades» y aseguran estar trabajando con instituciones públicas y empresas privadas para trazar una estrategia a largo plazo para la expansión de la infraestructura de recarga. 

Así mismo, son conscientes de que los vehículos eléctricos, especialmente si se recargan con electricidad proveniente de fuentes renovables, son un paso muy importante hacia una mejor sostenibilidad -en el transporte, en este caso-, pero desde Volvo creen que «no habrá una única fuente de energía» que consiga paliar los problemas medioambientales a los que nos enfrentamos, ya que según Jonas Odermalm (vicepresidente de línea de productos de electromovilidad): «Los diferentes tipos de transporte requieren diferentes tipos de soluciones».

Conversaciones: