Híbridos y Eléctricos

EL JARRO DE AGUA FRÍA DE DUCATI SOBRE LAS MOTOS ELÉCTRICAS: ¿MEJOR LOS COMBUSTIBLES SINTÉTICOS?

El jarro de agua fría de Ducati sobre las motos eléctricas: ¿mejor los combustibles sintéticos?

Según la vicepresidenta de ventas globales de la compañía, una motocicleta eléctrica no puede garantizar el placer, la autonomía, el peso, y las prestaciones de las máquinas que ofrecen hoy en día y esperan sus clientes, lo que sí se consigue con los combustibles sintéticos.

Ducati electrica
Ducati apuesta por los combustibles sintéticos a medio plazo, relegando la electrificación para más adelante.

Hace unas semanas, Herbert Diess, CEO del Grupo Volkswagen, al que pertenece Ducati, confirmaba la llegada de una moto eléctrica de la marca, aunque no le ponía fecha de presentación. Sin embargo, la vicepresidenta de ventas globales de la compañía, Francesca Milicia, se ha encargado de echar un jarro de agua fría sobre estas declaraciones asegurando que una motocicleta eléctrica no puede alcanzar las prestaciones que hoy en día los clientes buscan en una Ducati. Su opción a corto plazo para eliminar emisiones se centra en los combustibles sintéticos, relegando la electrificación para un futuro más lejano.

Las declaraciones de marzo de este año de Diess confirmaban las del CEO de Ducati, Claudio Domenicalli, que a principios de 2019 afirmaba que el futuro de las motocicletas era eléctrico: “El futuro es eléctrico, no estamos lejos de comenzar la producción en serie". Y lo hizo en España durante un evento celebrado por Motostudent. Para su desarrollo, que ya se encontraba en marcha, estaba aprovechando la experiencia obtenida anteriormente en el desarrollo de una motocicleta conceptual llamada Ducati Zero en colaboración con la Escuela Politécnica de Diseño de Milán.

Sin embargo, la marca italiana acaba de arrojar un jarro de agua fría sobre las ilusiones de todos sus seguidores. Ha sido la vicepresidenta de ventas globales de la compañía, Francesca Milicia, la que se ha desmarcado con unas declaraciones muy decepcionantes: “¿Produciremos pronto una Ducati eléctrica? No. Una motocicleta eléctrica no puede garantizar el placer, la autonomía, el peso, y las prestaciones de las máquinas que producimos ahora y que esperan los clientes de Ducati”.

Ducati Hypermotard

Ducati Hypermotard, dotada de un tren motriz Zero FX, el primer ensayo de la marca italiana para crear una motocicleta eléctrica.

Según Milicia, la compañía está analizando otras soluciones que resuelvan los problemas de las emisiones de las motocicletas de gasolina. Los combustibles sintéticos se presentan como una alternativa interesante que incluso otras marcas del Grupo Volkswagen, como Porsche, están analizando, “y que podría dar resultados a medio plazo”. Sin embargo, Mercalli, no ha cerrado la puerta completamente a una futura motocicleta eléctrica: “Estamos pensando y trabajando en la electrificación, porque somos parte de un grupo que avanza rápidamente en esa dirección y es una buena oportunidad para Ducati”.

Si con las declaraciones de Diess de marzo se abría la puerta a la esperanza de que a medio se presentase la primera moto eléctrica de Ducati, con la estrategia planteada por Mercalli, las esperanzas se sitúan en un plazo más lejano. Pero nada es seguro por ahora. Como ha ocurrido en el sector de las cuatro ruedas, las cosas pueden cambiar de la noche a la mañana teniendo en cuenta la reestructuración que está sufriendo la industria.

En los últimos años, las motocicletas eléctricas están sucumbiendo al mismo efecto que ocurrió un poco más atrás con los coches eléctricos. Cuando la competencia empieza avanzar es la hora de ponerse manos a la obra. Retrasar el arranque puede suponer dejar la puerta abierta a que otros se queden con todos los trozos del pastel.

Un estudio realizado en Reino Unido por la aseguradora BikeSure concluye que la mitad de los usuarios actuales de una motocicleta están dispuestos a pasar a una moto o scooter eléctrico en su próxima compra. En este sentido, los principales obstáculos son similares a los que dificultan que la aceptación masiva de los coches eléctricos: la autonomía, la infraestructura de recarga, los tiempos de espera y, aunque no de manera tan significativa, el mayor coste de adquisición. La presión sobre la industria ce las motocicletas de gasolina está haciendo que los precios de las motocicletas eléctricas continúen cayendo.

En este escenario, retrasar el desarrollo de su primera motocicleta eléctrica, como parece querer hacer Ducati, puede provocar que en un futuro no encuentre el sitio que ahora tiene en el mercado, en el que en muy poco tiempo ha aumentado significativamente el número de fabricantes y ha crecido enormemente la oferta disponible.

Conversaciones: