Híbridos y Eléctricos

PRESENTADA EN MILÁN

KYMCO SuperNEX, la moto eléctrica deportiva con marchas y sonido

KYMCO ha presentado en Milán su nueva moto eléctrica deportiva preparada para los pilotos más exigentes, que incluye un cambio de marchas manual y un sistema de sonido para no perder las sensaciones de la conducción.

Allen Ko, presidente de KYMCO, durante la presentación de la SuperNEX en el EICMA Milan Motorcycle Show.
Allen Ko, presidente de KYMCO, durante la presentación de la SuperNEX en el EICMA Milan Motorcycle Show.

El fabricante de motocicletas taiwanés KYMCO, que cuenta en su catálogo con varios modelos de scooter eléctricos, ha mostrado su primera motocicleta eléctrica de altas prestaciones. La KYMCO SuperNEX ha sido presentada en el EICMA Milan Motorcycle Show y va dirigida a los usuarios más exigentes de motos deportivas, sin perder su carácter, para lo que ha incluido una serie de tecnologías que ayudan a ofrecer sensaciones parecidas a las motos de combustión.

Las prestaciones anunciadas por KYMCO para la SuperNEX están a la par con algunas de las motocicletas más rápidas disponibles en el mercado. Puede alcanzar los 250 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos. El fabricante taiwanés aporta además los tiempos de aceleración de 0 a 200 km/h, 7,5 segundos, y de 0 a 250 km/h, 10,9 segundos, para aquellos pilotos más atrevidos que quieran comprobar sus prestaciones en circuitos cerrados al tráfico.

Pero KYMCO no quiere que esta moto sea exclusiva para expertos. Puede configurarse con cuatro modos de conducción: calmado, positivo, enérgico y extremo, e incluye un sistema de gestión de la potencia, denominado FEPFull Engagement Performance— que ayuda a los usuarios menos experimentados a aprovechar al máximo las posibilidades de la SuperNEX. Según KYMCO, el FEP evita que la rueda trasera derrape en las aceleraciones y que se eleve en las frenadas bruscas. Además proporciona la máxima tracción cuando se conduce sobre superficies irregulares o húmedas. Su nivel de asistencia puede ser ajustado por el usuario en función de sus habilidades.

Parte delantera del prototipo de la KYMCO SuperNEX

Parte delantera del prototipo de la KYMCO SuperNEX.

Para aumentar la sensación de aceleración, el par motor se transmite a la rueda trasera mediante un sistema de transmisión manual de seis velocidades que no tienen la mayoría de las motos eléctricas del mercado. Esto permite al piloto utilizar el tramo de potencia óptimo para extraer el máximo rendimiento. Según el fabricante, la SuperNEX ofrece las mismas sensaciones de cambio de marchas que una moto de competición. El sistema de engranajes ayuda a mejorar la eficiencia, la capacidad de respuesta, la aceleración y la velocidad máxima.

Otra de las novedades que presenta la SuperNEX es un sistema de audio activo que simula el ruido que produce una moto de combustión amplificando el sonido del motor eléctrico. El tono y la intensidad del sonido pueden ajustarse según las preferencias del usuario. Varía en función de las revoluciones del motor y la exigencia de potencia y ayuda al piloto a determinar el momento preciso para cambiar de marcha o acelerar.

KYMCO no ha anunciado la fecha prevista para la comercialización de la SuperNEX. El modelo presentado en Milán es tan solo un prototipo de la posible versión final que todavía no ha confirmado su llegada definitiva al mercado.

Parte trasera del prototipo de la KYMCO SuperNEX

Parte trasera del prototipo de la KYMCO SuperNEX.

Los planes de electrificación de KYMCO

La presentación de la SuperNEX es solo una parte de la estrategia de electrificación de KYMCO. A principios de año, la empresa taiwanesa presentó su gama de scooters eléctricos domésticos Ionex, que incorporan una batería extraíble de 650 Wh de capacidad. Posteriormente, en octubre de este año, se dio a conocer la plataforma comercial Ionex, desarrollada como una solución llave en mano que permite a las empresas y administraciones introducir fácilmente flotas de scooters eléctricos en sus operaciones.

Los scooters de KYMCO han sido diseñados para transportar varias baterías y aumentar así su autonomía. Mediante la plataforma Ionex, se facilita la recarga e intercambio de las baterías mediante estaciones similares a las de Gogoro, parecidas a las máquinas de venta de alimentos y bebidas, donde se insertan las baterías descargadas.

Conversaciones: