Híbridos y Eléctricos

LANZADO ESTA SEMANA EN CHINA

El Ninebot C30 será el ciclomotor eléctrico más barato de Xiaomi

El Ninebot C30 ha comenzado a venderse en China adaptando sus características a las de una bicicleta eléctrica, aunque la futura versión europea será considerada como un ciclomotor.

El Ninebot C30 es un ciclomotor eléctrico destinado sobre todo a los usuarios jóvenes que necesitan moverse por la ciudad por poco dinero.
El Ninebot C30 es un ciclomotor eléctrico destinado sobre todo a los usuarios jóvenes que necesitan moverse por la ciudad por poco dinero.

La empresa Ninebot, propietaria desde 2015 de Segway y tras la que se encuentra el gigante chino Xiaomi, ha lanzado un nuevo ciclomotor eléctrico económico que, al cambio actual, podría adquirirse por 450 euros. El Ninebot C30 es considerado como una bicicleta eléctrica por las leyes chinas. Dispone de un motor de 400 W alimentado por una batería con capacidad suficiente para recorrer 35 kilómetros a baja velocidad (25 km/h). A la venta por ahora solo en China, es de esperar que pronto llegue la versión europea, donde será considerado un ciclomotor, con la velocidad limitada a 45 km/h.

Ya antes de la pandemia de la Covid-19, era habitual que Xiaomi y sus empresas anexas ofrecieran vehículos de dos ruedas económicos pensados para los desplazamientos urbanos. Patinetes, bicicletas y ciclomotores eléctricos han sido su objetivo de un tiempo a esta parte. La situación sanitaria actual hace que estos vehículos eléctricos se perciban como una solución ideal para los desplazamientos urbanos: más seguros que el abarrotado transporte público donde es imposible mantener la distancia social y mucho más económicos que un que un automóvil. Por eso no es de extrañar que hablemos ahora de un nuevo modelo, esta vez bajo la marca Ninebot, en la que Xiaomi ha invertido fuertes sumas de capital.

Ninebot es una empresa china reconocida sobre todo en su mercado interior, en el que está presente con diferentes tipos de vehículos de todo tipo. Ahora ha lanzado un nuevo ciclomotor que ofrece lo mínimo necesario a cambio de muy poco dinero. Con aspecto de scooter, el Ninebot C30 cuenta con pedales que, aunque funcionales, solo se incluyen para cumplir con la legislación china. Con ellos, allí es considerado como una bicicleta eléctrica y por lo tanto no precisa de un carnet para conducirlo.

Esas mismas leyes no permiten que el Ninebot C30 pase de los 25 km/h, que es la velocidad a la que está limitada electrónicamente para que pueda circular por los carriles destinados a las bicicletas. En estas condiciones, la batería que alimenta su motor eléctrico de 400 W y 40 Nm de par es capaz de ofrecer una autonomía de 35 kilómetros. Para recargarla puede hacerse fácilmente en cualquier enchufe estándar disponible, puesto que es extraíble del cuerpo de ciclomotor, aunque su peso, 5,8 kilogramos, no la convierten precisamente en un objeto liviano.

Ninebot C30 colores

El cuadro del Ninebot C30 puede configurarse en varios colores.

La arquitectura del cuadro del Ninebot C30 es sencilla. Cuenta con una horquilla delantera con suspensión y un basculante trasero que sirve para amortiguar la rueda trasera, que es donde se sitúa el motor eléctrico. En el mismo buje se incluye también un freno de tambor, mientras que en la rueda delantera cuenta con un freno de disco accionado por un sistema hidráulico. Todos estos componentes llevan el peso del ciclomotor hasta los 55 kilogramos, con la batería incluida.

El precio del Ninebot C30 es de 3.599 yuanes (450 euros al cambio), aunque su precio de lanzamiento ha sido de 2.999 yuanes (375 euros). Se comercializa desde hace unos días únicamente en China, aunque como ocurre con la mayoría de los productos de estas compañías, rápidamente se expanden a otros mercados, sobre todo el europeo y el norteamericano, con una versión adaptada a las leyes de cada uno.

En el caso de Europa, el Ninebot C30 es considerado como un ciclomotor eléctrico, es decir, puede conducirse a partir de los 15 años con el carnet AM y debe cumplir la normativa de los vehículos de la categoría “L”: homologación industrial, necesidad de seguro obligatorio, permiso de circulación, iluminación y tarjeta ITV.

Conversaciones: