Híbridos y Eléctricos

SOLO PARA USO PRIVADO

OFR-M1, la motocicleta eléctrica de cross que lleva al máximo el diseño minimalista

La startup danesa Offset Motorcycles ha presentado la OFR-M1, una motocicleta eléctrica de cross que hace gala del dicho “menos es más” gracias a un diseño limpio y simple que no esconde un poderoso sistema propulsor eléctrico.

OFR-M1 la motocicleta eléctrica de cross
La motocicleta eléctrica de motocross OFR-M1 está pensada para asegurar la diversión en circuitos privados puesto que no está homologada para circular por carretera.

Offset Motorcycles aterriza en el sector de las dos ruedas con la intención de adaptar el formato y las líneas clásicas de las viejas motocicletas a la era de la electrificación. La OFR-M1 es un ejemplo palpable de ello. Reconocible como lo que es, una motocicleta eléctrica de cross y solo de cross, la startup danesa le da un giro al famoso dicho de “menos es más” y la describe como una motocicleta eléctrica todoterreno ligera, simple, y sin lujos, pero reconocible como tal.

El diseño de la OFR-M1 entra por los ojos nada más mirarla: un dibujo limpio y simple y a la vez poderoso. La simpleza de sus líneas se basa en la ausencia total de paneles y carenados, lo que deja ver claramente su un tren motriz que queda completamente expuesto. De esta manera la tecnología que Offset Motorcycles ha incorporado a esta motocicleta protagoniza un papel central en ella. Todo este minimalismo se traduce en un peso total de 115 kilogramos.

Debajo del asiento del piloto se encuentra un motor eléctrico trifásico de flujo radial, de transmisión media que ofrece un alto rendimiento. El fabricante afirma que este motor de imanes permanentes refrigerado por aire ofrece una alta eficiencia, lo que no está reñido con que sea capaz de ofrecer hasta 25 kW de potencia. El par de salida del motor, de 80 Nm, se transmite mediante una cadena a la rueda trasera. Según las especificaciones es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 4,5 segundos.

prototipo OFR-M1 la motocicleta eléctrica de cross

Prototipo de la motocicleta eléctrica OFR-M1.

Jakob Kistorp, fundador y director ejecutivo de Offset Motorcycles, comentó, durante la presentación de la OFR-M1 que el equipo de desarrollo había pasado muchos meses perfeccionando lo que era su visión del producto: “creemos que el resultado es un reflejo de eso”.

La autonomía que puede ofrecer la OFR-M1 con el paquete de baterías de 6,2 kWh situado en la única zona oculta de la motocicleta es de 1,5 horas de “conducción todoterreno y divertida”. Su uso está limitado solo a la práctica del todoterreno en propiedades privadas. Para recuperar su capacidad del 0 al 85 % necesita un tiempo de carga de tres horas. Hay que tener en cuenta que la OFR-M1 no es una motocicleta eléctrica legal para circular con ella por la calle.

ODP-M1 version legal OFR-M1

La ODP-M1 llegará próximamente y será la variante legal de la OFR-M!, pero conservará su ADN.

Los pedidos anticipados para la Offset OFR-M1 se abrirán en 2022 a través de su página web. La compañía promete que lanzará una versión legal y homologada para circular por carreteras más adelante que se denominará ODP-M1. Esa versión no será tan radical y contará con un aspecto más adaptado a la circulación urbana, aunque mantendrá el mismo lenguaje de diseño minimalista que la OFR-M1. “Cuando Offset lance esta variante de calle, seguramente tocará la fibra sensible de aquellos que buscan un viajero eléctrico divertido y emocionante”, asegura Kistorp.

Conversaciones: