Híbridos y Eléctricos

INVERSIÓN ESTRATÉGICA

Ola quiere recargar sus scooters eléctricos en 5 minutos con la tecnología de StoreDot

La inversión multimillonaria realizada por el fabricante de scooter eléctricos Ola Electric en la empresa israelí StoreDot tiene como objetico utilizar su tecnología XFC, predominante en silicio, para recargar sus scooters eléctricos en cinco minutos.

Ola Electric inversion StoreDot scooter electrico baterias-portada
Ola Electric ha realizado una inversión estratégica en la firma israelí StoreDot con el objetivo de empelar su tecnología XFC, predominante en silicio, en sus scooters eléctricos de manera que podrían recuperar toda su autonomía en tan solo cinco minutos.

Ola Electric, uno de los principales fabricantes de scooters eléctricos de la India ha anunciado una inversión estratégica en la empresa de baterías StoreDot. La compañía israelí es propietaria de la tecnología de baterías XFC, predominante en silicio, con la que promete que puede alcanzar velocidades de carga de hasta 160 kilómetros (100 millas) en tan solo cinco minutos. En ese tiempo, el Ola S1 Pro, el scooter eléctrico económico que comenzó a fabricar hace unos meses, podría recuperar toda su autonomía en muy poco tiempo.

Ola está construyendo actualmente la que debería ser la fábrica de motocicletas más grande del mundo. Situada en Bangalore, FutureFactory, está llamada a convertirse en la impulsora del mercado masivo de scooters eléctricos en la India y en el mundo entero. Con una cartera inicial de 100.000 pedidos, Ola Electric inició allí la producción de sus dos nuevos scooter eléctricos, el S1 y el S1 Pro. A mediados de enero ya había conseguido alcanzar una capacidad de producción de 1.000 unidades diarias y se disponía a abrir el libro de reservas para los nuevos clientes.

ola-future-factory_portada
FutureFactory, está llamada a convertirse en la impulsora del mercado masivo de scooters eléctricos en la India y en el mundo entero.

Este scooter podría ser uno de los vehículos eléctricos más importantes del mundo. Repleto de equipamientos y funciones y apto para circular por carretera. Ha sido diseñado para venderse por poco menos de 100.000 rupias indias (unos 1.220 euros al cambio). Un precio que, fuera de la India, aunque se duplicara, seguiría siendo tremendamente competitivo.

Parte de la responsabilidad de este precio proviene de la producción en gran volumen. A finales de este año debería alcanzar una capacidad de producción de dos millones de unidades, aunque FutureFactory está proyectada para producir hasta 10 millones de scooters al año trabajando a su máxima capacidad, lo que supone alrededor del 15 % de todos los scooters que se venden actualmente en todo el mundo.

La versión actual del Ola S1 Pro ofrece una autonomía declarada de 181 kilómetros con una batería de 4 kWh de capacidad. Pero tiene lo que se podría considerar un inconveniente: no es extraíble como en otros muchos scooters eléctricos, lo que significa que debe estar enchufado para cargarse como le ocurre a los coches eléctricos.

scooter electrico Ola S1 y Ola S1 Pro
El Ola S1 Pro, ofrece una autonomía declarada de 181 kilómetros con una batería de 4 kWh de capacidad que no es extraíble. Con la tecnología de StoreDot podría recuperar toda su autonomía en el mismo tiempo que se tarda en tomar un café.

Ola Electric ha realizado un movimiento estratégico que podría dar a sus scooters algunas capacidades extremas para la carga rápida. La compañía ha realizado una "inversión multimillonaria" en StoreDot, lo que la convierte en un "socio estratégico" y le permitirá "incorporar y fabricar las tecnologías de carga rápida de StoreDot para futuros vehículos en India", según reza el comunicado de la empresa israelí. Ola también tendrá los derechos exclusivos para fabricar baterías que integren la tecnología de carga rápida de StoreDot en India.

En 2019, StoreDot demostró el funcionamiento real de sus baterías de litio con tecnología XFC con ánodos de silicio cargando en vivo un scooter eléctrico en tan solo cinco minutos. StoreDot llevará al mercado tres generaciones de celdas denominadas 100in5, 100in3 y 100in2. La nomenclatura se refiere a la autonomía en millas (100) que pueden recuperar en 5, 3 y 2 minutos respectivamente. Todas ellas emplean tecnologías desarrolladas por la propia empresa, pero son muy diferentes entre ellas. La primera está basada en el desarrollo de las baterías XFC predominantes en silicio y estarán listas en 2024. Las segundas emplean un electrolito semisólido y comenzará a producirse en 2028. Por último, las terceras cuentan con un electrolito completamente sólido y están previstas para 2032. Así, la segunda generación supone una mejora sobre la primera de un 40 %, mientras que la tercera añade un 33 % más.

Bateria StoreDot recarga 5 minutos
La tecnología XFC FlashBattery redefine la química de las de iones de litio, reduciendo los tiempos de recarga de los vehículos eléctricos a la mitad de lo que se requiere actualmente.

Las primeras, que deberían estar listas en 2024 se fabricarán en formato bolsa y en formato cilíndrico (4680) con una energía específica de 300 Wh/kg. Permitirían que, por ejemplo el Ola S1 Pro recuperase toda su autonomía en el mismo tiempo que se tarda en tomar un café.

En un comunicado de prensa, el fundador y director ejecutivo de Ola, Bhavish Aggarwal, asegura que “el futuro de los vehículos eléctricos radica en baterías mejores, más rápidas y de alta densidad de energía, capaces de cargarse rápidamente y ofrecer una autonomía mayor”. Por eso, su asociación con StoreDot tiene una “importancia estratégica y es la primera de muchas otras”.

¿Son reales las promesas de StoreDot?

La historia de StoreDot se remonta a 2014, cuando anunció sus intenciones de producir en masa, dos años después, baterías para teléfonos móviles con capacidades tiempos de recarga de 30 segundos. Esta promesa, finalmente, no se materializó. Para 2017 aseguró que dispondría de baterías para coches eléctricos capaces de recargarse en cinco minutos que comenzar a implementarse por parte de los fabricantes en 2020. Esta promesa tampoco se materializó.

En junio de 2021, StoreDot firmó un acuerdo marco firmado con su socio estratégico EVE Energy (EVE) para pasar de la fabricación de las primeras muestras de celdas XFC destinadas a las pruebas por parte de sus futuros clientes a finales de 2021. Además, también incluía la creación de una empresa conjunta dedicada a la producción en masa de estas baterías con el objetivo de alcanzar la producción en masa en 2024.

La compañía ha enviado estas muestras a los fabricantes de vehículos eléctricos para que las prueben. "No estamos mandando un prototipo de laboratorio”, afirmaba Myersdorf en enero de 2021, “son muestras de ingeniería de una línea de producción en masa, lo que demuestra que es factible fabricarlas y comercializarlas”. Sin embargo, la tecnología de nanopuntos en estas muestras, en lugar de utilizar silicio, barato y ampliamente disponible, se basó en germanio, un material mucho más caro.

Doron Myersdorf, StoreDot CEO
Doron Myersdorf, CEO de.StoreDot.

A pesar de esta controvertida historia, StoreDot ha recibido al menos 190 millones de dólares en inversiones estratégicas procedentes de empresas como VinFast, BP, Daimler, Samsung, TDK y Eve Energy. Ola Electric se convierte ahora en una más de las empresas que creen que la tecnología de la empresa israelí tiene las suficientes garantías como para invertir en ella.

A principios de septiembre de 2021, StoreDot anunció la producción de la primera celda cilíndrica en formato 4680 que, según afirma, puede cargarse en tan solo 10 minutos. En diciembre de 2021, anunció una nueva tecnología patentada que utiliza un mecanismo de reparación en segundo plano para permitir que las celdas de la batería se regeneren mientras están en uso.

Conversaciones: