Híbridos y Eléctricos

INFORME DE DELOITTE

España necesita más de un 25% de coches eléctricos para cumplir con la normativa

España necesita entre un 25% y un 30% de coches eléctricos para cumplir con los objetivos de emisiones del año 2030.

Entre el 15% y el 25% de los autobuses de España serán eléctricos en 2030.
Entre el 15% y el 25% de los autobuses de España serán eléctricos en 2030.

La consultora Deloitte ha publicado un informe en el que revela que España necesita que entre un 25% y un 30% de los coches del parque motor sean eléctricos para conseguir cumplir con los objetivos medioambientales en 2030. Además, la antigüedad media de los vehículos debería reducirse entre 3 y 4 años.

Según Deloitte, en las grandes ciudades, los nuevos modelos de transporte público y movilidad inteligente tendrían que sustituir –al menos– el 10% de los trayectos realizados normalmente con vehículos particulares en las grandes ciudades. En las ciudades españolas de tamaño medio se espera que este factor reduzca los desplazamientos particulares en un 5%.

Para hacer esto posible, la consultora estima que las flotas de vehículos eléctricos dedicados a los nuevos modelos de negocio –como el carsharing y el motosharing– deberían alcanzar las 10.000 unidades en Madrid y las 4.000 en Barcelona. En la actualidad, partimos de unos 2.000 vehículos eléctricos compartidos en la capital dedicados al carsharing.

El estudio considera imprescindible que las ventas de coches eléctricos sigan incrementándose y que se retiren de la circulación los vehículos más antiguos y contaminantes. En el caso de España, estamos ante una de las flotas de vehículos con mayor antigüedad de Europa, donde la media de edad es superior a 12 años.

Monitor Deloitte, la división encargada de realizar el estudio, señala que las ciudades contarán con entre un 15 y un 25 por ciento de autobuses eléctricos en sus flotas municipales. El resto, lejos de utilizar los tradicionales motores diésel, deberían convertirse en vehículos de bajas emisiones mediante otras soluciones alternativas.

En rasgos generales, Deloitte estima que las ciudades españolas deberán invertir hasta 4.000 euros por ciudadano durante la próxima década en los sectores de transporte, residencial, servicios y consumos municipales para conseguir tales objetivos.

Conversaciones: