Híbridos y Eléctricos

REESTRUCTURACIÓN DE LA PRODUCCIÓN

La fabricación del nuevo SUV eléctrico de Mercedes-Benz podría tener un primer damnificado

Mercedes-Benz fabricará sus primeros coches 100% eléctricos en la planta de Alabama, donde actualmente se produce el sedán Clase C.

La fabricación del nuevo SUV eléctrico de Mercedes-Benz podría tener un primer damnificado
La fabricación del nuevo SUV eléctrico de Mercedes-Benz podría tener un primer damnificado

La decisión de Mercedes-Benz de fabricar vehículos eléctricos en Alabama podría impulsar la producción del sedán Clase C fuera de Estados Unidos. "Veremos" si el ensamblaje del Mercedes Clase C se traslada a otro lugar, dijo Britta Seeger, directora de ventas globales de Mercedes, a Automotive News.

Daimler, la casa matriz de Mercedes, dijo en septiembre que invertiría 1.000 millones de dólares (837 millones de euros) en la planta de Vance, Alabama, para ensamblar vehículos utilitarios completamente eléctricos bajo su sub marca EQ. Se espera que la producción en EE.UU. de la línea EQ comience en 2020 con un crossover eléctrico del tamaño del Mercedes GLE. La planta ensambla el GLE y el GLE Coupé, el SUV GLS más grande y el sedán Clase C.

"Lo más importante fue asegurarnos de tener la producción de EQ en Estados Unidos. Si tienes movilidad eléctrica, tiene sentido ser muy regional porque quieres evitar enormes logísticas de transportación”, comentó Seeger.

Mercedes predice que la línea EQ podría representar del 15% al 25% de sus ventas globales para 2025. Eso llevaría a Mercedes a mudar la producción de otros modelos –como el sedán Clase C- fuera de Alabama, ya que la planta en Vance tiene una producción máxima de 300.000 vehículos al año, una cifra insuficiente para los objetivos del fabricante.

La producción del Clase C sería trasladada al extranjero cuando se rediseñe el vehículo en el 2021, considera Joe Langley, director asociado de la firma de análisis IHS Markit. Se desconoce el país a donde sería trasladada la producción.

Pero Mercedes todavía no ha tomado una decisión definitiva sobre la mudanza del Clase C. "Si tomáramos esa decisión (sacar de Estados Unidos la producción), entonces necesitaríamos importar. No es una decisión que está tomada”, advirtió Seeger. 

Mercedes comenzó a fabricar el Clase C en Vance en 2014, cuando el sedán fue rediseñado por última vez. El sedán representa aproximadamente el 20% de la producción de la planta, de acuerdo con LMC Automotive. Mercedes fabricó alrededor de 72.000 sedanes Clase C en 2016 en Alabama y está en camino de producir 57.000 en 2017. La mayoría de esos vehículos terminan en los concesionarios de Estados Unidos.

Conversaciones: