Híbridos y Eléctricos

FF INTENTA SANAR SU REPUTACIÓN

Faraday Future renace y promete un coche eléctrico para finales de 2018

La firma estadounidense Faraday Future anuncia haber recibido una inversión de 810 millones de euros, que le ayudarán a fabricar el FF91 y otros coches eléctricos.

Faraday Future renace de la nada y promete un coche eléctrico para finales de 2018.
Faraday Future renace de la nada y promete un coche eléctrico para finales de 2018.

Faraday Future, la firma estadounidense de coches eléctricos surgida de capital chino, se quiere recuperar de los problemas sufridos el año pasado, y ahora anuncian que el nuevo FF91 podría comenzar a producirse a finales de este año, después de que el proyecto se estancara en 2017.

Faraday Future anunció en 2016 sus planes de construir una fábrica de automóviles eléctricos de 1.000 millones de dólares en Nevada y recibió un paquete de incentivos de 300 millones de dólares (243 millones de euros) para construir la fábrica. Sin embargo, la compañía abandonó el proyecto alegando falta de efectivo. En ese momento, se puso en duda la producción del FF91, que podría resucitar este año, según ha informado la compañía.

El CEO de FF, Jia Yueting, anunció que la firma recaudó una inversión de 1.000 millones de dólares (810 millones de euros) de varias fuentes, suficiente para que la compañía esboce planes de fabricar nuevos coches. De hecho, durante el evento celebrado esta semana denominado ‘2018 Global Suppliers Summit’, la firma californiana mostró algunas imágenes de sus próximos automóviles.

faraday-future-refuses-to-die-teases-new-products-after-the-ff91-crossover-123524-7

Faraday Future también anunció la adquisición de una antigua planta agrícola entre Los Ángeles y San Francisco, que convertirán en una fábrica de automóviles eléctricos de alta tecnología, donde sería producido el FF91.

Por otro lado, la empresa habría sostenido conversaciones con sus proveedores con el objetivo de recuperar la confianza, ya que FF ha recibido hasta el momento varias demandas de proveedores –a pesar de su corta vida–, lo que generó que muchos ejecutivos abandonaran la compañía el año pasado.

Se rumorea que la compañía está trabajando en un automóvil más barato que el FF91, el cual aún no tiene un precio oficial, pero se cree que podría costar entre 150.000 y 300.000 dólares (120.000 y 243.000 euros). Durante su presentación en el CES 2017, se dijo que el FF91 contaría con 1.050 CV de potencia y 700 kilómetros de autonomía. Serían producidas apenas 300 unidades del crossover.

Conversaciones: