Híbridos y Eléctricos

SE ACUMULAN LOS CIERRES DE FÁBRICAS

¿Se ha saturado el mercado eléctrico en China? No todas las marcas han llegado al éxito

El país del sol naciente es todo un reclamo comercial. Si bien algunas marcas han alcanzado una posición privilegiada, muchas otras se han quedado por el camino.

cierre-fabricas-coches-electricos-china
¿Se ha saturado el mercado eléctrico en China? No todas las marcas han llegado al éxito

China es el mayor fabricante y a la vez el mayor mercado automovilístico del mundo. Su capacidad de adaptación ha sido increíble. En los últimos 20 años la industria del motor ha crecido más que en todo el siglo pasado. Cada día saltan a la palestra nuevos modelos o fabricantes que tratan de lograr el éxito. Sin embargo, muchos se quedan por el camino. ¿Se ha saturado el mercado chino de fabricantes de coches eléctricos?

Todas las marcas miran con deseos al mercado asiático. Con una séptima parte de la población mundial localizada en un país, China se ha convertido en el oscuro objeto de deseo de las marcas. El mercado potencial es enorme, y eso también ha animado a muchos inversores locales a abrir sus centros e inaugurar sus marcas. Si bien cada vez hay más marcas chinas con mayor repercusión, otras no han corrido la misma suerte.

coche-electrico-byton

Byton es uno de los muchísimos fabricantes chinos surgidos en los últimos años.

Posiblemente el nombre de Byton no te suene absolutamente de nada, es normal, pero es una de las centenares de marcas nacientes con la intención de producir vehículos eléctricos de última generación. Tras ella, algunos afamados directivos de BMW y Nissan. Si entras en su página web te dará la impresión de estar ante un fabricante consolidado y con una excelente reputación comercial. Dos modelos, algo de historia y con la apariencia de vender productos de primera categoría. Solo es un espejismo.

La pandemia de la COVID-19 ha supuesto el punto y final para muchas marcas de coches en China, como es el caso de Byton Ltd, que se declaró en bancarrota el verano pasado, o Bordrin Motors, que ha seguido el mismo camino. Fabricantes que, sin llegar a poner un coche en el mercado, han sufrido las consecuencias de un mercado sobreexplotado de compañías. La planta de Byton está lejos de producir nada, y desde hace un año y medio se encuentra abandonada. La única presencia que la habita es la del guardia de seguridad que protege las instalaciones que llegaron a levantarse tiempo atrás.

El Gobierno chino y los Gobiernos locales fueron parte del problema ahora generado. En su momento alentaron a los inversores a la creación de nuevas empresas automovilísticas de nueva energía, término que usan para definir a la movilidad sostenible con sistemas alternativos a los tradicionales combustibles fósiles. Las autoridades ayudaron a generar esta situación dando incentivos e incluso capital para así plantar cara a las poderosas marcas extranjeras que se habían instalado firmemente en el país.

cierre-fabricas-coches-electricos_02

Puesto de conducción del Hyundai Kona Hybrid.

La avaricia rompe el saco, y está claro que, al menos hoy, no hay mercado para tantas marcas o tantos modelos. La saturación ha llegado tan lejos que casos como el de Byton o Bordrin Motors se están reproduciendo por todo el país. Fábricas cerradas, marcas olvidadas e inversiones perdidas. En la actualidad hay más de 846 marcas de coches registradas en China, de las cuales unas 300 están centradas en la producción de vehículos de nueva energía. 300 marcas en un solo país.

La situación se ha vuelto insostenible y el Gobierno chino quiere ahora unificar muchos de esos fabricantes con la intención de ganar competitividad comercial de cara a posibles expansiones fuera de las fronteras del país. Obviamente estos casos son los más extremos, pues a día de hoy también se puede decir que China ha conseguido posicionar algunas de sus marcas en mercados internacionales como es el caso de BYDNio o XPeng, y muchas otras. Firmas ya consolidadas que representan la cara amable de un mercado donde no todos han podido llegar al éxito.

Conversaciones: