Híbridos y Eléctricos

A PARTIR DE 2019

Lynk & Co fabricará su primer SUV eléctrico con Volvo en Bélgica

Lynk & Co fabricará su primer coche eléctrico, un crossover llamado 01, a partir de 2019 en las instalaciones que Volvo tiene en Gante, Bélgica.

Lynk & Co fabricará su primer SUV eléctrico con Volvo en Bélgica.
Lynk & Co fabricará su primer SUV eléctrico con Volvo en Bélgica.

Lynk & Co, la startup china de coches eléctricos controlada por Geely, fabricará su primer coche eléctrico, un crossover llamado 01, a partir de 2019 en las instalaciones que Volvo tiene en Gante, Bélgica. De este modo se pone fin a las especulaciones, después de que la marca anunciase sus intenciones de fabricar coches eléctricos en Europa, donde pretende comercializar sus automóviles mediante un servicio de suscripción mensual similar al de Netflix.

El Lynk & Co 01 comparte la plataforma modular CMA con el Volvo XC40, lo que facilitará que ambos vehículos compartan la línea de producción en la fábrica belga. El SUV 01 fue lanzado en China el pasado año, mientras que los planes de la compañía pasan por iniciar su comercialización en el viejo continente a partir de 2019. Lo hará, según Alain Visser, máximo repsonsable de la marca, con una versión híbrida enchufable inicialmente para más tarde convertirse en un vehículo 100% eléctrico.

En China la estrategia de Lynk & Co y Volvo es prácticamente idéntica: comparten la misma línea de producción con el XC40, situada en la localidad de Luqiao, en la costa oriental del país asiático. Por otro lado, la compañía también apunta a Estados Unidos, donde se está planteando la posibilidad de producir automóviles después de confirmar que lanzará su producto a la vez que en Europa, el próximo año.

Una portavoz de Volvo dijo que “no hay planes actuales para fabricar conjuntamente con Lynk & CO” en la nueva planta estadounidense de la automotriz sueca en Carolina del Sur. “Volvo está enfocado en comenzar la producción del sedán S60 en Ridgeville a finales de este año y en la introducción del XC90 de próxima generación en 2021”, agregó.

La fábrica de Gante, inaugurada en 1965, es una de las dos plantas de fabricación de Volvo en Europa junto con la de Torslanda, en Suecia. La planta de Gante cuenta actualmente con unos 5.000 trabajadores y, además del XC40, fabrica los Volvo V40 y V40 Cross Country y el sedán S60. La fábrica también tiene asignada la producción del nuevo Volvo V60, disponible igualmente con una modalidad de propulsión híbrida enchufable.                                                              

“La incursión del Lynk 01 en la fábrica de Gante tendrá un efecto positivo en la contratación de la planta”, aseguró Volvo mediante comunicado. Además, se espera que la plataforma compartida genere economías de escala, abaratando los costes de producción de ambos vehículos. “Vemos un gran potencial en esta nueva marca y estamos felices de darles apoyo técnico”, dijo Hakan Samuelsson, CEO de Volvo.

Volvo ostenta una participación del 30% en Lynk & Co, mientras que el resto es propiedad de Geely Automotive y Zhejiang Geely, el entramado empresarial chino que controla también marcas tan importantes como la británica Lotus y la malaya Proton. Los planes del empresario dueño de Geely, Li Shufu, pasan por convertir a Lynk & Co en una marca de automóviles global. Otro movimiento reciente del empresario ha sido la adquisición del 9% de Daimler, propietaria de Mercedes-Benz, tras desembolsar 7.000 millones de euros para convertirse en el principal accionista.

Conversaciones: