Híbridos y Eléctricos

RAM CHARGER

Adiós preocupaciones: este robot autónomo recarga un coche eléctrico mediante inducción

RAM (perteneciente a Stellantis) ha presentado en el CES de Las Vegas un curioso robot autónomo que se encarga de recargar vehículos eléctricos a través de la tecnología inalámbrica.

ram charger ces
El RAM Charger ha sido desarrollado junto a EFI Automotive y Akeoplus.

Para quien no la sitúe, RAM es una compañía de pick-ups y todoterrenos que se comercializa en Norteamérica y que anteriormente se vendían bajo la marca Dodge. Con motivo de la celebración del CES de Las Vegas, esta marca ha dado a conocer su primer modelo 100% eléctrico, que han llamado RAM Revolution Concept.

Sin embargo, este no ha sido el único adelanto tecnológico del que han hecho su puesta de largo. Una de sus grandes apuestas ha venido por parte de un pequeño robot autónomo que se encarga de recargar los coches eléctricos gracias a la tecnología inalámbrica, al que han denominado RAM Charger. Con esto, la firma espera revolucionar el mercado de cargadores domésticos, ya que supondrá la total despreocupación de los propietarios. Ha sido desarrollado junto a EFI Automotive (especialistas en sensores) y Akeoplus (empresa de robótica).

El propio CEO de la marca, Mike Koval, aseguró, durante la puesta de largo, que habían comenzado el desarrollo de este RAM Charger después de que él mismo hiciese una gira por varios puntos de ventas oficiales de Estados Unidos en los que consultó qué era lo que más preocupaba a sus clientes. “Su mayor preocupación es cuánto demorará una carga en un viaje largo, pero también cómo de fácil será cargar el coche”.

ram charger ces4
Es posible que este termine llegando a Europa a través de alguna marca de Stellantis que sí opere en el Viejo Continente.

Gracias al pequeño robot, Koval afirmó que la carga en el hogar se convierte en una tarea de la que despreocuparse por completo, ya que el dispositivo se encargará de comunicarse con el propio coche y, de manera inteligente, detectará cuándo es el momento idóneo para su recarga, así como las propias necesidades del sistema eléctrico.

El RAM Charger estará conectado a la corriente del hogar mediante un cable de entre 5 y 10 metros. Una vez este detecta que es conveniente iniciar una recarga, automáticamente se moverá hasta el punto exacto en el que el coche eléctrico posee la toma de carga inalámbrica. Acto seguido comenzará la transmisión de energía mediante inducción. Este va equipado con un detector de obstáculos para evitar posibles choques.

Según los datos confirmados por la compañía, este realizará la recarga a una potencia media de 7 kW, aunque podrá ampliarse para adaptarse a las circunstancias. Su tecnología mejora la eficiencia de recarga en un 97% con respecto a otros sistemas de recarga inalámbricos que ya se están probando para las calles de las ciudades.

La oferta de la compañía está en poder hacerse con una única unidad para su uso en el hogar o varias para adaptarse a una empresa o flota de vehículos. Su producción está programada para dar comienzo en el año 2025.

El que RAM sea una compañía del grupo Stellantis, hace que no se descarte que, en caso de que termine triunfando este RAM Charger, llegue a Europa a través de cualquier otra marca del conglomerado que sí opere en el Viejo Continente, como podría ser Peugeot o Citroën, por ejemplo.

Conversaciones: