Híbridos y Eléctricos

CHAKRATEC

Almacenamiento cinético por levitación magnética para estaciones de carga de vehículos eléctricos

El sistema de almacenamiento de energía cinética mediante volantes flotantes suspendidos en el aire por levitación magnética de la compañía israelí Chakratec permite ciclos ilimitados de carga y descarga de alta potencia, con una vida útil de 20 años.

Almacenamiento cinético por levitación magnética para estaciones de carga de vehículos eléctricos.
Almacenamiento cinético por levitación magnética para estaciones de carga de vehículos eléctricos.

La compañía israelí Chakratec ha creado un sistema de almacenamiento de energía cinética para los coches eléctricos que podría resolver el problema de las limitaciones de carga de las baterías actuales. La tecnología de almacenamiento cinético de Chakratec permite una carga ultra rápida de pocos minutos a través de avanzados cargadores especialmente fabricados por la compañía, lo que sería un gran avance con respecto a la recarga de las baterías de litio, que requieren horas de energía para alcanzar el 100% de su capacidad.

Además, este sistema de almacenamiento permite ciclos ilimitados de carga y descarga de alta potencia, con un coste económico 10 veces menor que la recarga tradicional y con una vida útil de 20 años. “Hemos desarrollado un dispositivo de almacenamiento que se basa en el almacenamiento cinético, y su principal ventaja es que tiene una cantidad ilimitada de ciclos”, dijo a The Jerusalem Post el CEO y cofundador de Chakratec, Ilan Ben David.

“Esto significa que no requiere un reemplazo de baterías, el coste por ciclo es muy bajo, además de ser ecológico y sostenible”. Y añade: “Cuando pones electricidad, el volante comienza a girar. Dado que el volante está suspendido por imanes en una cámara de vacío, casi no hay fricción. Así que el volante sigue girando a la misma velocidad ”. Cuando un automóvil está listo para enchufarse, la energía del volante se convierte nuevamente en electricidad. El vehículo se puede cargar en tan solo 10 minutos.

Ben David cofundó la compañía en 2013 junto a dos compañeros de la unidad militar de élite israelí FDI 8200, David Pincu y Nir Zohar. Hasta la fecha, Chakratec ha recaudado aproximadamente 9.6 millones de dólares (8.5 millones de euros) en fondos, principalmente respaldados por firmas de inversión. “Nuestro plan es instalar más sistemas para seguir entrando en el mercado. En este momento, el mercado de vehículos eléctricos está muy joven, pero a medida que más coches eléctricos lleguen a las carreteras, el problema se agravará. Así que el futuro se ve brillante”, comentó Ben David.

De momento, las ventas de Chakratec se han centrado en el mercado europeo, principalmente en Austria, Italia y la República Checa. Incluso, han desarrollado una estrecha colaboración con el fabricante checo Skoda.

Una vez completado su programa piloto, la compañía israelí ha iniciado conversaciones con potenciales socios comerciales, con la mira puesta en los vastos mercados de Estados Unidos y China. “Estamos trabajando con proveedores de servicios públicos, fabricantes, etc.”, acotó el empresario. “No se sabe con exactitud hacia dónde se dirige el mercado de recarga de vehículos eléctricos. La combinación de la electrificación, los vehículos autónomos y el carsharing crea un gran lío que nadie puede descifrar. Pero si nos fijamos en las noticias recientes, está claro que la electrificación es la tendencia más fuerte”, mencionó.

Conversaciones: