Híbridos y Eléctricos

DESARROLLADO POR CONTINENTAL

Así se actualizará la familia de coches eléctricos ID. de Volkswagen

Continental ha desarrollado para Volkswagen un nuevo servidor integrado que gestionará las actualizaciones OTA de sus coches eléctricos, la elaboración de la ruta en función de la autonomía restante y la conexión a los servicios de movilidad.

El ICAS1 de Continental está diseñado para administrar todas las funciones de conectividad de los vehículos.
El ICAS1 de Continental está diseñado para administrar todas las funciones de conectividad de los vehículos.

Volkswagen está produciendo un nuevo procesador de datos desarrollado por Continental que funcionará como servidor de las aplicaciones incluidas en sus nuevos coches eléctricos de la familia ID. basados en la plataforma MEB. Con él se gestionan las actualizaciones OTA del software de control, la recarga de su batería, la ubicación de las estaciones de carga y la generación de rutas en función de la autonomía así como la conexión a con la plataforma de servicios de movilidad de Volkswagen.

La arquitectura electrónica de los coches actuales está experimentando una profunda transformación. De las múltiples unidades de control individual que se usaban anteriormente se ha pasado a una pequeña cantidad de procesadores de alto rendimiento que controlan los sistemas gobernados por software, cada vez más abundantes.

Continental ha puesto sobre la mesa sus años de experiencia en el desarrollo de unidades de control para automóviles para crear el ICAS1. Ha sido diseñado para administrar todas las funciones de conectividad de los vehículos, como son la capacidad de instalar nuevas funciones o las actualizaciones de seguridad que llegarán mediante una conexión de datos inalámbrica. Además de una potencia de cómputo mucho mayor en comparación con los sistemas clásicos, el ICAS1 presenta una separación del hardware y el software sobre una base AUTOSAR adaptativa desarrollado por Elektrobit socio de Continental. Esta arquitectura de software abierta y estandarizada, introduce una capa entre el software de aplicación y el hardware lo que permite que tanto las aplicaciones propias de Volkswagen como el software de terceros se integren y actualicen.

Los vehículos eléctricos se benefician particularmente de la digitalización facilitada por la arquitectura de este nuevo servidor. Entre las funciones que incluye están la planificación optimizada de las rutas para maximizar la autonomía teniendo en cuenta la ubicación de las estaciones de carga. Al mismo tiempo, la arquitectura del servidor ofrece una conexión con la plataforma digital de servicios de movilidad que está desarrollando Volkswagen. Según Johann Hiebl, jefe de las unidades de negocios Body & Security e Infotainment & Connectivity de Continental, ICAS1 también coordina las actualizaciones OTA y gestiona la carga de la batería.

En el futuro, dependiendo del modelo de vehículo y de sus características, dos o tres servidores proporcionarán la potencia informática necesaria para todo el vehículo. Desde el comienzo del desarrollo, Continental ha diseñado el ICAS1 para que sea capaz de cubrir los requisitos de los vehículos eléctricos durante toda su vida útil.

Volkswagen Automotive Cloud

Plataforma de servicios de Volkswagen

Volkswagen incorporará a su nueva gama de vehículos eléctricos una serie de servicios de movilidad basados en la conectividad, que facilitarán desde la compra del vehículo hasta la recarga, pasando por el uso de otros sistemas de movilidad.

El desarrollo de una plataforma de ventas basada en la nube permitirá a los clientes acceder a todos los servicios Volkswagen WE, incluido el sistema de recarga. La plataforma irá ampliándose para ofrecer numerosos servicios, entre ellos los sistemas de carsharing con coches eléctricos, como el que se estrenará el año que viene en Berlín denominado We Share. Más adelante también se incluirán los servicios de transporte de la empresa filial de Volkswagen Moia, que ofrece un microbús eléctrico y autónomo para uso compartido.

Volkswagen se ha asociado con Microsoft para conectar sus vehículos a la nube, a través de Volkswagen Automotive Cloud, gracias al uso de Azure. Este software, que se instalará en más de cinco millones de vehículos en 2020, permitirá la creación de una base de datos fundamental para alimentar los servicios que puede ofrecer a sus clientes.

Conversaciones: