Híbridos y Eléctricos

NO TODO SON CELDAS 4680

La batería del Tesla Model S Plaid, con celdas antiguas 18650, también es una obra de ingeniería

Tesla ha rediseñado la antigua batería del Model S, formada por celdas 18650, para aumentar su rendimiento y autonomía en la nueva versión Plaid, un milagro de la ingeniería que incluye mejoras notables a las que no se ha prestado mucha atención.

Bateria Tesla Model S Plaid
La batería del Nuevo Model S Plaid, que todavía emplea celdas 18650, cuenta con una serie de mejoras de ingeniería que le proporcionan mayor densidad de energía que la del Model 3 o la del Model Y, que emplean celdas más modernas.

Tesla ha trabajado duro para actualizar la batería que alimenta la versión más potente del nuevo Model S. Un coche capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en poco más de dos segundos y que no cuenta con las novedosas celdas 4680, sino que mantiene las 18650, anteriores incluso a las 2170 que se estrenaron con el Model 3 y el Model Y. El Youtuber Mark Kane, desde su canal Cleanerwatt explica en un vídeo (en inglés) los detalles que rodean al nuevo paquete de baterías del Model S Plaid.

”Magia de ingeniería”, así califica en el vídeo lo que Tesla ha hecho con batería del Model S Plaid, un trabajo que la mayoría de la gente desconoce. La nueva batería presenta varias mejoras notables que realmente no han recibido mucha atención por parte de los medios, probablemente eclipsadas por las futuras baterías estructurales de Tesla formadas por las nuevas celdas 4680.

El Model S Plaid es el automóvil de producción más rápido jamás construido y, que si bien es caro, no lo es tanto como muchos de sus rivales de lujo de alto rendimiento ni como los superdeportivos de altísimas prestaciones y precios imposibles. El Plaid puede considerarse como una maravilla de la ingeniería, puesto que antes de la llegada del coche eléctrico se consideraba casi imposible lograr que una berlina familiar de cuatro puertas de su tamaño fuese capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,1 segundos. Lo logre o no en las pruebas reales, el hecho de que un coche de producción en serie de este tipo esté cerca de esa marca es una hazaña que hay que tener en cuenta.

Desde su presentación, las miradas y las explicaciones se han centrado en los tres motores eléctricos que se incorporan a su mecánica, mencionando muy de pasada su paquete de baterías, que han sido rediseñadas probablemente a un nivel superior que el resto del automóvil. La propia Tesla no le ha dedicado mucho tiempo a explicar este componente porque no está formado por las celdas 4680 de sus baterías estructurales. De hecho, este Model S (y también el Model X) utilizan todavía las celdas 18650, las anteriores a las 2170 que estrenó el Model 3 y que también implementa el Model Y.

celdas de bateria 18650 3170 4680

Celdas 18650 del Model S comparadas con las celdas 2170 del Model 3 y del Model Y y con las nuevas celdas 4680 que formarán parte de las próximas baterías estructurales.

Para compensar esta escasa atención, el vídeo del canal Cleanerwatt se sumerge en los detalles que rodean la batería del Model S Plaid. Tesla ha logrado que esta sea más densa energéticamente que la del Model Y de 2022, a pesar de que la celdas 2170 (18 mm de diámetro y 65 mm de alto frente a 21 mm de diámetro y 70 mm de alto) son más grandes por lo que son capaces de almacenar hasta un 30 % más de energía. También es significativamente más densa que la del Model S de la generación anterior. Además, este incremento de energía contenido en un espacio relativamente pequeño, hizo que Tesla tuviera que resolver las preocupaciones sobre la seguridad relacionadas con el incremento de temperatura que esta circunstancia provoca.

Para lograr mayor densidad energética y también aumentar el espacio disponible, Tesla redujo el número de módulos del paquete, pasando de 16 a solo cinco, lo que disminuye la necesidad de cableados y sistemas de conexión necesarios. Esto significa que el peso de la batería es inferior lo que se traduce en un menor consumo energético.

Además, para lograr mayor densidad de energía, el vídeo sugiere la posibilidad de que el fabricante haya añadido una mayor cantidad de silicio en su composición química. Esta modificación sería similar a la que se incluye en las celdas 4680 y que Tesla explicó en su presentación el pasado Día de la Batería. Además, el Model S Plaid ha heredado el BMS (Battery Management System) que emplean actualmente el Model 3 y el Model Y. El vídeo también explica las modificaciones el en sistema de gestión térmica que gobierna la calefacción y refrigeración de la batería. El Model S también estrena un nuevo radiador y una bomba de calor, ambos mejorados en cuanto a su respuesta en eficiencia, de los que Elon Musk sí habló en su día durante la presentación del automóvil.

Conversaciones: