Híbridos y Eléctricos

MÚLTIPLES APLICACIONES

Cartuchos de hidrógeno, la solución de Toyota para la movilidad del futuro

El concepto de cartuchos de hidrógeno para alimentar vehículos eléctricos de Toyota nace con el objetivo de convertirse en una solución para la movilidad y para alimentar diferentes dispositivos ya que es aplicable a una amplia gama de aplicaciones.

cartuchos hidrogeno toyota cilindricos-portada
Cada contenedor de hidrógeno de Toyota, de formato cilíndrico, mide alrededor de 40 centímetros de largo y 18 centímetros de diámetro y su peso estará alrededor de los cinco kilogramos.

Utilizar hidrógeno para alimentar la pila de combustible de vehículos de pequeño tamaño, de carácter urbano, como es el caso de scooters y motocicletas no es nada nuevo, como ya demostró la startup francesa Mob-ion. Sin embargo Toyota está llevando este concepto un poco más allá. La mayor concienciación sobre la problemática medioambiental, la progresiva eliminación de los motores de combustión en Europa y en algunos grandes países asiáticos y los elevados precios de la gasolina están llevando a los fabricantes a desarrollar sistemas de propulsión alternativos. El hidrógeno es una solución que lleva muchos años presente y que parece la adecuada para vehículos de alto tonelaje y también para los vehículos eléctricos más ligeros. Toyota es uno de los fabricantes que más ha impulsado este combustible y que ahora presenta una solución que trata de democratizar esta tecnología.

Lo que muestran las imágenes y el vídeo que ha publicado la empresa japonesa puede parecer de lejos un elegante paquete de baterías, pero no lo es. Se trata de un contenedor cilíndrico de hidrógeno capaz de alimentar dispositivos en una amplia gama de aplicaciones. Están diseñados específicamente para ser utilizados a diario, de la misma manera que se emplean los tanques de propano. Según Toyota pueden suministrar suficiente energía como para hacer funcionar un microondas doméstico durante tres o cuatro horas.

cartuchos hidrogeno toyota cilindricos-interior
Dado su tamaño y su peso, permiten ser transportados hasta el vehículo o el dispositivo que se desea recargar.

Para desarrollar este concepto, Toyota se asoció con su empresa subsidiaria Woven Planet Holdings que anteriormente era el Instituto de Investigación de la marca. Cada bote mide alrededor de 40 centímetros de largo pulgadas de alto y 18 centímetros de diámetro. Su peso estará alrededor de los cinco kilogramos. Dado su tamaño y su peso, permiten ser transportados hasta el vehículo o el dispositivo que se desea recargar. Con el hidrógeno que pueden almacenar en su interior habría energía suficiente para dos días.

En cuanto a movilidad, su uso más interesante es en motocicletas y scooters eléctricos, al menos en teoría. Si bien Toyota no especifica este uso explícitamente, sí afirma que los botes de hidrógeno se pueden usar en una multitud de aplicaciones. En consecuencia, no sería sorprendente que tarde o temprano la empresa japonesa se asociara con un fabricante de motocicletas con intenciones de utilizar el hidrógeno en ellas en un futuro. 

Todo este planteamiento da como resultado una perspectiva interesante para la movilidad en las ciudades, pero Toyota todavía tiene algunos obstáculos que superar. En la actualidad, la mayor parte del hidrógeno se genera junto con los combustibles fósiles y, a menudo, se usa como agente de refinación para productos derivados del petróleo, lo que reduce significativamente su nivel de sostenibilidad. Sin embargo, Toyota afirma que, en el futuro, el hidrógeno será un combustible prácticamente libre de carbono puesto que su generación se realizará a partir de fuentes de energía renovables convirtiéndose en una alternativa mucho más limpia y sostenible a los combustibles fósiles.

Conversaciones: