Híbridos y Eléctricos

VÍDEO MUNRO LIVE

¿Se equivoca Tesla retirando los sensores ultrasónicos de sus coches eléctricos?

Estas son las consecuencias económicas y técnicas de la retirada de los sensores ultrasónicos de los coches eléctricos de Tesla: el experto Sandy Munro lo aclara en este vídeo tratando de responder a la pregunta sobre si el ahorro de costes reduce la seguridad.

tesla sensores ultrasonicos coches electricos tesla munro live-portada
Tesla ha decidido eliminar los sensores ultrasónicos de sus coches eléctricos para confiar sus funciones a las cámaras del sistema Tesla Vision.

La retirada por parte de Tesla de los sensores ultrasónicos que rodeaban a sus coches eléctricos, capaces de detectar obstáculos cercanos, ha creado muchas controversias que el experto Sandy Munro ha querido aclarar. El fabricante ha decidido eliminar este elemento de sus vehículos en otro movimiento que indica que, en el futuro, no hay marcha atrás en la transición al sistema Tesla Vision, basado únicamente en cámaras. La medida ha sido analizada por los expertos de Munro & Associates, desde el punto de vista de la reducción de costes y de su impacto en la seguridad.

Sandy Munro es un ex ingeniero de Ford Motor que en sus más de tres décadas de trabajo se ha dedicado al análisis competitivo en la industria del automóvil. Actualmente preside Munro & Associates, una firma estadounidense con sede en Auburn Hills, Michigan, especializada en el desmontaje pieza a pieza de vehículos y en la comercialización de informes para otros fabricantes y proveedores (ingeniería inversa). Sus conocimientos son ampliamente reconocidos por la industria, puesto que en la mayoría de las ocasiones acierta sobre quien marca el camino y quien está rezagado a nivel técnico.

Cuando el año pasado Tesla eliminó el soporte de radar en sus vehículos a partir de 2021, la medida se entendió como como una medida de reducción de costes que podría afectar a la seguridad. De hecho, las funciones de asistencia se degradaron tras el cambio; inicialmente estos vehículos dotados con el sistema Tesla Vision perdieron características como el Smart Summon y el Emergency Lane Departure Avoidance. Las velocidades que permitía el piloto automático se limitaron a 120 km/h y también se aumentó la distancia mínima de seguimiento. Posteriormente, todos estos cambios se revirtieron gradualmente a través de actualizaciones OTA.

tesla sensores ultrasonicos coches electricos tesla munro live-interior1
Munro & Associates analiza en un vídeo las consecuencias económicas y para la seguridad que supone eliminar los sensores ultrasónicos de los coches eléctricos de Tesla.

Si bien el radar está implicado en funciones de seguridad de amplio alcance, los sensores ultrasónicos que Tesla elimina esta vez tienen su alcance en las zonas próximas al vehículo. Son responsables de la detección de objetos cercanos, sobre todo en maniobras a baja velocidad como el estacionamiento (automático o manual) y las advertencias de colisión y la función Summon manual o automática.

La empresa de desmontaje Munro & Associates ha analizado las implicaciones que tiene renunciar a los sensores ultrasónicos y ha llegado a algunas conclusiones interesantes. La primera está relacionada con el coste económico que suponen. Aunque los sensores no son muy caros, tampoco son los más baratos. Al coste del dispositivo hay que añadir el cableado, los conectores y los chips del controlador.

En el vídeo, Mike Lane, de Munro, Live asegura que el ahorro podría alcanzar 150 dólares (150 euros) por automóvil. Si bien esta puede parecer una cantidad pequeña, Tesla venderá alrededor de dos millones de vehículos el próximo año lo que significa que podría ahorrar 300 millones de dólares, sin contar los costes de logística que implica transportar y almacenar estos componentes.

tesla sensores ultrasonicos coches electricos tesla munro live-interior2
Comparativa del alcance de los sensores ultrasónicos y las cámaras de Tesla Vision en la detección de obstáculos cercanos: el primer metro no queda cubierto.

Pero la retirada de los sensores tiene también implicaciones de seguridad muy importantes. Las cámaras serán capaces de detectar objetos alrededor del automóvil. Sin embargo, la configuración de las cámaras no permite ver cerca del vehículo, por lo que quedan muchas zonas muertas a su alrededor, a una distancia de aproximadamente un metro y a una altura de aproximadamente 30 centímetros. Como muestra Munro en los gráficos, la visibilidad de las cámaras es escasa en esta zona, lo que tiene implicaciones en el estacionamiento automatizado, la detección de obstáculos o la visión del tráfico cruzado.

Sin embargo estas limitaciones podrían reducirse tras el anuncio reciente de la asociación de Tesla y Samsung para actualizar cámaras de 1,2 megapíxeles a cámaras de 5 megapíxeles, lo que podría mejorar el reconocimiento de objetos, aunque esta actualización también implica la necesidad de ampliar el campo de visión de estas cámaras para acercarlas lo más posible a la carrocería de los vehículos.

Conversaciones: