Híbridos y Eléctricos

AHORRO DE EMISIONES

Google Maps te llevará por la ruta menos contaminante, no por la más corta

A más de uno y a más de dos Google Maps le ha salvado de perderse. A partir de ahora el navegador no te mostrará la ruta más corta o rápida, te llevará por la más eficiente y menos contaminante.

google-maps-emisiones
Google Maps te llevará por la ruta menos contaminante, no por la más corta

Todos los caminos llevan a Roma, pero no todas las rutas son igual de efectivas. Google Maps es la aplicación de navegación más empleada en el mundo. Su funcionalidad y usabilidad está fuera de toda duda. Muchos de nosotros la empleamos en nuestro día a día, y ahora se introducen importantes novedades. La ruta más rápida ya no será la predefinida, sino que a partir de ahora lo será el camino más eficiente en ahorro de combustible y emisiones, es decir: la menos contaminante.

Google está muy comprometida en que sus usuarios puedan reducir el consumo de sus vehículos, ya sea electricidad o combustible. La intención es bajar la cantidad de emisiones en nuestros recorridos cotidianos, y por eso el famoso navegador ahora nos propondrá por defecto la ruta medioambientalmente más sostenible. ¿Eso quiere decir que voy a tardar más en hacer mis viajes? No.

Aunque Google Maps haya implementado ese pequeño cambio, el usuario seguirá teniendo el control de la ruta. Una vez seleccionado un destino el navegador nos dará varias opciones de ruta (si es que las hay). La primera en aparecer será la menos contaminante, pero también estarán presentes las habituales opciones, como ruta más corta o ruta más rápida.

Los responsables de la compañía han asegurado que en la mayoría de los trayectos la opción más rápida y la opción más sostenible coincidirán, aunque habrá casos en los que no sea así. El cálculo se realizará en función de diversos parámetros como la orografía del terreno, el tráfico, el tipo de vehículo o el consumo de combustible. El algoritmo tomará todos esos datos, más los puntos de salida y llegada, y configurará las diferentes opciones para el usuario.

Desde Google aseguran que el cambio será inapreciable para el conductor, y que apenas restará tiempo en el viaje, si es que realmente llega a hacerlo. Por ejemplo: si para llegar a nuestro destino tenemos una ruta rápida de 13 minutos y una menos contaminante donde tardemos 14, Google Maps nos recomendará directamente la más eficiente. La pérdida de tiempo es mínima, pero puede marcar la diferencia en cuanto a ahorro de combustible y menor cantidad de emisiones.

Como ya hemos dicho, el navegador seguirá dando las habituales opciones. La ruta menos contaminante vendrá señalizada con una hoja de árbol. El usuario siempre podrá configurar la aplicación para que ésta muestre como predeterminada la más rápida, como hasta ahora. Por el momento el cambio solo se aplica a Estados Unidos. Se espera que dentro de un tiempo se aplique en Europa, pues está a la espera de poder trabajar con algún organismo medioambiental con el que poder realizar la sincronización de datos.

Conversaciones: