Híbridos y Eléctricos

RÉCORD DE VENTAS EN 2021

Ser más que un fabricante de coches eléctricos permite a Tesla esquivar la crisis de los microchips

La arquitectura de computación unificada de Tesla se ha convertido en una pieza clave para que el fabricante haya eludido la crisis de los semiconductores, ya que le ha permitido reescribir su software para adaptarlo a las alternativas.

Computadora software hardware tesla-portada2
Tesla controla el software y el hardware que gestiona sus vehículos eléctricos lo que le permite adaptarlo a sus necesidades.

Durante meses, la mayoría de los fabricantes de automóviles ha estado sufriendo la crisis de los microchips, que los convertía en un producto escaso y obligaba a suspender la producción de algunos modelos durante meses. En consecuencia, los concesionarios no podían garantizar fechas de entrega, reduciendo sus ventas, y provocando en algunas ocasiones que los precios se hayan disparado. Sin embargo, entre todos ellos, hay un fabricante que ha parecido que no sufría este problema. Tesla ha continuado batiendo los récords de ventas trimestre tras trimestre llegando a vender casi el doble de vehículos en 2021 que en 2020. ¿Cuál es el secreto?

Tesla, y en particular su CEO, Elon Musk, muy aficionado a manifestarse en las redes sociales, han hablado poco sobre este tema. Sin embargo, y a pesar de este silencio, cada vez está más claro que la arquitectura de computación unificada de Tesla y el control sobre su software han sido, como mínimo, un factor importante.

Como cualquier otro fabricante de automóviles, Tesla no podía obtener los microchips que tenía pedidos en la cantidad suficiente para atender el volumen de producción de sus plantas. Sin embargo, a diferencia de ellos, al ser propietario de su software, pudo reescribirlo y aprovechar los chips disponibles de otros proveedores. “Hemos utilizado piezas alternativas y software programado para mitigar los desafíos causados ​​por esta escasez”, dijo la compañía en su informe de beneficios del tercer trimestre de 2021.

La mayoría de los fabricantes de automóviles tradicionales no disponen de esa opción porque su software y su hardware informáticos están también bajo el control de los proveedores. De hecho, según informa The New York Times, en muchos casos, también dependían de estos mismos proveedores para tratar con los fabricantes de microchips, por lo que perdían la influencia necesaria para negociar con ellos. Es decir, se encontraban desvinculados de la cadena de suministro de estos materiales, lo que complicaba un poco más su situación.

Computadora software hardware tesla-portada

La arquitectura de computación unificada de Tesla no ha recibido tantos titulares como sus coches eléctricos, pero ha supuesto una ventaja competitiva considerable desde los primeros días de la compañía.

Morris Cohen, profesor de la Escuela Wharton de la Universidad de Pensilvania, afirma que “Tesla, nacido en Silicon Valley, nunca subcontrató su software, de manera que escribe su propio código”. De esta manera pudo reprogramar el software que corre sobre los chips que escaseaban para adaptarlo a los que no escaseaban. “Tesla controlaba su destino”, añade.

Tesla se ha hecho famoso en el mundo entero por haber sido capaz de crear algunos de los coches eléctricos más deseados del mercado, capaces de ofrecer rendimientos increíbles y acompañados de una red de recarga de muy alta calidad. La arquitectura de computación unificada de Tesla no ha recibido tantos titulares, pero ha supuesto una ventaja competitiva considerable desde los primeros días de la compañía.

Ahora, varios años después, la industria del automóvil se está dando cuenta de que hay algo más que copiar de Tesla además de su filosofía a la hora de crear coches eléctricos y deben tomar el control de los sistemas informáticos de sus vehículos. Como ejemplo de este cambio, The New York Times informa que Mercedes planea usar menos chips especializados pasando a emplear semiconductores más estandarizados en sus próximos modelos y escribir su propio software. 

Conversaciones: