Híbridos y Eléctricos

DESARROLLADO PARA VEHÍCULOS MINEROS

Este motor eléctrico se basa en la tecnología de los volantes de inercia de la F1

Equipmake ha presentado dos motores eléctricos, el APM 120 y el APM 200 especialmente preparados para la industria minera, por su eficiencia, compacidad y ligereza, que se traduce en una mayor carga útil, un menor coste operativo y una mayor seguridad para los operarios.

Ian Foley, director general de Equipmake, y el motor eléctrico APM para la minería, que emplea tecnología procedente de la Fórmula 1.
Ian Foley, director general de Equipmake, y el motor eléctrico APM para la minería, que emplea tecnología procedente de la Fórmula 1.

El especialista en motores eléctricos británico Equipmake ha presentado una nueva gama de motores eléctricos avanzados que ofrecen muy alto rendimiento, lo que les permite adaptarse a equipos y vehículos del sector minero, y que además brindan importantes beneficios en términos de densidad de potencia, bajo coste de funcionamiento y reducción de emisiones. Basados en la tecnología de los volantes de inercia que se emplearon en 2009 en el sistema híbrido de Williams de la Fórmula 1, la gama APM de motores eléctricos se basan en una arquitectura de imanes permanentes dispuestos como los radios de una rueda.

Con sede en Norfolk, Reino Unido, Equipmake proporciona principalmente tecnología eléctrica para la industria del automóvil, especialmente para fabricantes especializados en superdeportivos. Es un suministrador de todo tipo de componentes: motores eléctricos, sistemas electrónicos de potencia o trenes motrices completos. Entre sus productos estrella está el motor eléctrico de imanes permanentes con mayor densidad de potencia del mundo. El Ampere es capaz de generar 295 CV (220 kW) con tan solo 10 kilogramos de peso.

La industria minera y la electrificación

Además de en la industria del automóvil, también trabaja en otros sectores como el marino, el agrícola, el aeroespacial o el minero. Si bien esta última ha dependido tradicionalmente de los motores diésel, la electrificación se está acelerando en ella también a medida que las empresas se dan cuenta de la reducción de los costes operativos de los vehículos y la maquinaria, y los beneficios en la reducción de emisiones y ruido para la seguridad de los operarios que trabajan en espacios reducidos. Equipmake advierte de las ventajas que ofrecen sus motores para sean utilizados por taladros, excavadoras y camiones, con un mantenimiento mínimo en comparación con los equipos alimentados con combustible.

motor Equipmake mineria

Ian Foley trabajó com ingeniero en la Fórmula 1.

Motores APM de Equipmake

Equipmake afirma que sus motores APM cuentan con la mayor densidad de potencia (en relación con su peso) de los que se producen hoy en día en todo el mundo. Emplean tecnología nacida directamente de la Fórmula 1, gracias a que Ian Foley, su director general, trabajó durante muchos años como ingeniero en Lotus y Benetton en el deporte del motor de alto nivel.

A mediados de la década del 2000, su investigación sobre motores eléctricos y volantes de inercia desempeñó un papel clave en el desarrollo del sistema híbrido de Williams F1, utilizado en la temporada 2009 de Fórmula 1. La tecnología de volante híbrido resultante la continuaron empleando con éxito Porsche y Audi en las carreras de resistencia. Se trata de un volante de inercia de alta velocidad desarrollado combinado con un motor eléctrico. Foley ha aplicado esta experiencia a un nuevo diseño: la gama APM de Equipmake de motores eléctricos de ‘radiales’.

Se trata de motores eléctricos de imanes permanentes que utilizan una arquitectura de radios (llamada así porque los imanes están dispuestos como los radios de una rueda) para brindar una gran ventaja a la hora de enfriarse. Esta capacidad de refrigeración se traduce en un aumento de la potencia y el par, en el uso de materiales magnéticos menos costosos y en el empleo de métodos de fabricación convencionales que hacen que el motor sea más pequeño, más liviano y más rentable.

Foley asegura que la gama de motores APM “suponen un paso adelante en la eficiencia y el rendimiento de los productos de nuestros clientes”. Los mismos beneficios, alta densidad de potencia y ligereza, combinados con un paquete extremadamente compacto que incluye componentes integrados como el inversor y la caja de engranajes, son igualmente relevantes para el sector de la minería.

La oferta de Equipmake

La oferta está formada por dos motores compactos de alta potencia que emplean la arquitectura de los ‘radios’ para maximizar la capacidad de enfriamiento y que están especialmente preparados para aplicaciones mineras. A su mayor eficiencia, reducción de emisiones y ruidos se une su compacidad y ligereza, que repercute en la carga útil que pueden transportar los vehículos mineros. La reducción de las labores de mantenimiento en comparación con la maquinaria diésel tradicional y la personalización de que la empresa ofrece a cada uno de sus clientes da sentido a la electrificación de este sector.

motor electrico Equipmake mineria

Nuevos motores eléctricos con arquitectura ‘radial’ APM 120 y APM 200 de Equipmake para la industria minera.

El APM 120 genera una potencia máxima de 125 kW a 12.000 rpm, una potencia nominal de 75 kW y un par máximo de 130 Nm. Con un peso de solo 14 kg, tiene una densidad de potencia de casi 9 kW/kg. Incluida la caja de cambios, integrada en el conjunto, sus dimensiones son solo de 200 mm de longitud y 170 mm de diámetro.

El APM 200 es más potente. Alcanza los 220 kW a 10.000 rpm de potencia punta, mientras que la nominal es de 110 kW y el par máximo de 450 Nm. Con un peso de tan solo 40 kg, tiene una densidad de potencia de más de 5 kW/kg y unas dimensiones de solo 247 mm de longitud y 318 mm de diámetro con la caja de cambios integrada.

En ambos casos la caja de cambios integrada es opcional. El montaje puede realizarse en horizontal y en vertical. Equipmake fabrica también todos los componentes de la electrónica de potencia, incluido el inversor de alto rendimiento incorporando la última tecnología de diodos de carburo de silicio que mejora la capacidad de potencia y permite que funcione a altas frecuencias de conmutación.

A finales del año pasado, Equipmake abrió una fábrica completamente nueva en Snetterton, Norfolk, desde donde la compañía ofrece soluciones completas de movilidad eléctrica, sea cual sea el sector de destino, ofreciendo su capacidad de diseño, prueba y fabricación de todos los componentes, desde motores hasta plataformas completamente electrificadas. También trabaja como intermediario en el suministro de las baterías de iones de litio.

Conversaciones: