Híbridos y Eléctricos

ANTE LA NEGATIVA A ACTUALIZAR SUS COCHES

Tesla advierte a algunos de sus clientes: o actualizas ahora o no actualizarás nunca

No es una amenaza, es una manera de mantener la máxima seguridad en sus coches eléctricos, o al menos eso es lo que dice Tesla a sus clientes que han decidido rechazar las últimas actualizaciones de software.

Tesla quiere "obligar" a sus clientes a actualizar a la última versión de su software.
Tesla quiere "obligar" a sus clientes a actualizar a la última versión de su software.

Algunos propietarios de un Tesla han confirmado que el fabricante les ha enviado un mensaje instándoles a actualizar su coche a la última versión del software, o a renunciar a ellas de forma definitiva. Esto incluiría perder algunas de las características esenciales para la experiencia de usuario. Aunque dicho así este aviso del fabricante californiano podría sonar a una amenaza sin sentido, los cierto es que tiene una justificación en la mejoras que Tesla está realizando en el software para aumentar la seguridad.

Las actualizaciones de Tesla son una de las características que más interesan a los propietarios de un coche del fabricante americano. Sin duda, la posibilidad de mejorar el coche con el paso del tiempo es algo que hasta Tesla, nadie ofrecía. A través de ellas el coche puede mejorar su rendimiento, mejorar el Autopilot, recargar más rápido, modificar el aspecto de las interfaz, incluir nuevas funciones, convertir el coche en una sala de ocio, etcétera. Además todo ello se logra sin necesidad de acudir a un taller, puesto que, como si fuera un móvil, la actualización llega mediante la conexión 4G del coche, se descarga y se instala en el momento en el que el propietario se lo indique.

Sin embargo, algunas actualizaciones recientes no han sido muy bien acogidas por los usuarios, de forma que han renunciado a aceptarlas. La pega más importante de esta actualización es el empeoramiento del funcionamiento del Autopilot de Tesla. Se han añadido restricciones en los límites de velocidad en función de la carretera y una serie de alertas que obligan a los conductores a mantener las manos en el volante. Otra novedad es la nueva interfaz de usuario que se agregó en la versión 9 del software lanzada en octubre de 2018. En este caso supuso el cambio más importante en años en cuanto a funciones, experiencia de uso y diseño. Incluía funciones como la Dash Cam que permite a sus cámaras grabar lo que pasa durante la conducción y proteger al vehículo cuando está estacionado y Navigate on Autopilot, que combina los cambios de carril, incluidas las salidas y entradas en las vías rápidas, con las indicaciones del navegador.

Netflix Tesla

Netflix en los coches de Tesla, una de las últimas novedades del software.

Más recientemente, las nuevas actualizaciones de software han limitado la autonomía y la potencia de recarga en los Supercargadores para el caso de las versiones del Model S más antiguas, con el objeto de proteger la vida útil de la batería.

La negativa a actualizar no le ha sentado muy bien al fabricante que pretende “obligar” a estos propietarios a aceptarlas, “amenazando” con desactivar muchas características que son esenciales para la experiencia de propiedad de Tesla.

Varios propietarios que no han actualizado su coche afirman haber recibido el siguiente mensaje: “La red Tesla está experimentando mejoras para aumentar la seguridad. Con el objetivo de mantener la compatibilidad y el acceso a las características del vehículo conectado, su unidad requiere una actualización de software a la versión 2019.40.2.3. Si esta no se realiza antes del 1 de mayo de 2020, es posible que su vehículo ya no pueda recibir actualizaciones de software, acceder a la aplicación móvil Tesla y emplear otras funciones asociadas como los comandos de voz o recibir contenido en streaming”.

Tesla no ha dado más detalles sobre las mejoras de seguridad a las que se refiere, que llegan incluidas en esta actualización, y que podrían convencer a los clientes reticentes a aceptarlas definitivamente.

En la actualidad, mediante la conexión permanente a internet todos los modelos de Tesla tiene acceso a la navegación, actualización de los mapas del navegador, y datos de tráfico en vivo, música en streaming a través de una cuenta premium en Spotify y actualizaciones de software para obtener nuevas funciones. Musk ha mencionado que algunos de las funciones relacionadas con internet requerirán el paquete de "conectividad premium" con la que los clientes recibirían conectividad de datos y música gratuita durante cuatro años y posteriormente tendrían que pagar una suscripción para el acceso a algunas de las funciones.

Conversaciones: