Audi tiene un nuevo socio chino para sus coches eléctricos, pero ¿quién es SAIC Motor?

La firma de los cuatro aros, cuyo eslogan es 'A la vanguardia de la técnica', ha tenido que recurrir a SAIC para buscar una tecnología avanzada para sus coches eléctricos.

La asociación es un recurso casi desesperado de Audi.
La asociación es un recurso casi desesperado de Audi.
22/07/2023 11:00
Actualizado a 22/07/2023 11:00

Tras haberse rumoreado hace unos días, la asociación entre Audi y SAIC Motor se ha acabado confirmando oficialmente. La marca cuyo eslogan es 'A la vanguardia de la técnica', una de las referencias de la industria automovilística alemana, ha recurrido a un fabricante chino para sus próximos coches eléctricos. Algo que hubiera sonado inaudito hace no mucho tiempo. Pero, ¿quién es el nuevo socio de Audi?

¿Por qué recurre Audi a un fabricante chino?

Antes de hablar sobre SAIC Motor y sus peculiaridades, huelga poner un poco de contexto a la historia para entender la decisión de Audi de recurrir a China para proveerse de la tecnología necesaria para sus coches eléctricos.

El resumen rápido, antes de entrar a desarrollarlo un poco más, es que el Grupo Volkswagen se ha encontrado con retrasos inasumibles a la hora de desarrollar sus nuevas plataformas y el nuevo software que debería implantarse en modelos tan importantes como el Audi Q6 e-tron, el Audi A4 e-tron o el Porsche Macan eléctrico.

El software de la plataforma MEB no ha resultado especialmente bueno y, ante los problemas generados, en Volkswagen decidieron que era mejor desarrollar uno completamente nuevo que intentar enmendar con parches el ya existente. A Audi no le servía la plataforma MEB para más coches de su gama. Así que encomendaron a CARIAD, la división encargada de desarrollar el software del grupo alemán, crear la estructura de software de las próximas plataformas del grupo: PPE (Premium Platform Electric) y SSP (Scalable Systems Platform).

Pero los proyectos nuevos no han hecho más que retrasarse. CARIAD no ha conseguido diseñar a tiempo un software que esté a la altura de lo esperado, lo cual ha hecho, a su vez, que se retrasen lanzamientos tan importantes como los Audi Q6 e-tron y el Porsche Macan eléctrico, que deberían haber llegado al mercado este mismo año. De momento, todo apunta a que habrá que esperar al menos hasta 2024.

Tanto el Audi Q6 e-tron como el Porsche Macan eléctrico, así como los impresionantes A6 e-tron y A6 Avant e-tron, se han diseñado sobre la plataforma PPE. Ya está desarrollada, pero es una plataforma cara que no sirve para modelos un escalón o dos por debajo, pues sería difícil (o imposible) de amortizar.

El futuro A4 e-tron también utilizará la plataforma PPE, pero los próximos A3 y Q3 eléctricos necesitan una plataforma más asequible. La alternativa dentro del grupo era utilizar la plataforma SSP, pero esta se ha retrasado y su fecha de lanzamiento se ha disparado de 2026 a 2029. Aquí entra en juego SAIC.

¿Quién o qué es SAIC Motor?

¿Cómo diablos ha acabado Audi recurriendo a un fabricante chino? Además de la tecnología en sí y los costes, lo cierto es que ambas compañías están relacionadas entre sí.

La compañía ha sido el socio principal del Grupo Volkswagen en China desde mediados de los años 80 del siglo pasado. La legislación china obligaba a los fabricantes extranjeros a aliarse con uno local para poder acceder a su mercado. Volkswagen y SAIC formaron una joint-venture para, de esta manera, vender coches SAIC-Volkswagen.

A día de hoy, SAIC Motor es el primer grupo automovilístico en China y el séptimo fabricante de automóviles más grande del mundo. Recursos no le faltan, pues es propiedad del Estado chino. Tienen incluso su propia filial logística con 24 buques Ro-Ro para transporte de vehículos con una capacidad para mover más de 2 millones de vehículos anualmente.

Durante todos estos años, SAIC se ha aprovechado de la experiencia, el saber hacer y la tecnología tanto europea (Volkswagen) como estadounidense (General Motors). Eso, sumado a las particularidades de la fabricación china (mayor economía de escala, menores costes laborales, etcétera), les ha permitido producir millones de vehículos siendo, además, muy competitivos.

immotors L7
IM Motors L7, el coche cuya plataforma utilizará Audi.

Tiene bajo su paraguas un auténtico conglomerado de marcas, entre las que se incluyen MG, Maxus, Roewe, Rising, Baojun y Wuling, además de las marcas que tiene conjuntamente con Volkswagen y General Motors. También cuenta con IM Motors, enfocada a coches de lujo. Es aquí donde entra en juego la asociación con Audi.

Uno de sus modelos es el IM Motors L7, una berlina eléctrica grande de 5,10 metros de longitud cuya plataforma, previsiblemente, será la que utilice Audi. Esta plataforma es modular y se puede adaptar a modelos con una distancia entre ejes de entre 2.800 y 3.200 mm. Es decir, coches del tamaño del Audi Q4 e-tron en adelante. Otro aspecto clave es que esta plataforma está diseñada para utilizar un sistema eléctrico de 800 voltios, que permite cargas más rápidas y aumenta la eficiencia. Esta plataforma ya es una realidad, ya se utiliza en coches de producción y está lista para que Audi pueda utilizarla.

Sobre la firma
foto Diego Gutierrez
Diego Gutiérrez

Redactor y probador de Híbridos y Eléctricos, desde 2019 cubriendo la actualidad del sector de los vehículos eléctricos y la movilidad sostenible.

Temas