De inventar una fórmula para fabricar coches baratos a admitir que ya no es rentable producirlos

La situación de los fabricantes cuyo principal escenario de actuación es el mercado europeo se ha complicado a causa de la evolución de la industria y la economía.

Ahora prefiere centrarse en fabricar coches más caros pero más beneficiosos.
Ahora prefiere centrarse en fabricar coches más caros pero más beneficiosos.
20/07/2023 16:40
Actualizado a 20/07/2023 16:41

Europa se ha convertido en un embudo comercial para los fabricantes de automóviles. La descarbonización del parque móvil marca la evolución de la industria con el coche electrico como eje principal, generando una situación complicada para alcanzar volúmenes o márgenes de beneficio rentables. Sobre todo esto se ha pronunciado Ford recientemente en unas llamativas declaraciones, pues fue el fabricante americano quien revolucionó toda la industra al inventar la cadena de producción.

El problema está en que, como sabemos, a igualdad de tamaño y característiacas, un coche eléctrico tiene un precio muy superior al de un coche térmico equiparable, por lo que en términos de ventas, salvo contadas excepciones, es díficil que lleguen a situarse a la misma altura.

A esto se ha de sumar que la pandemia ha hecho comprobar empíricamente a los fabricantes que vendiendo menos coches pueden llegar a generar no sólo los mismos beneficios, sino también superiores si se centran en mejorar el margen de ganancia por cada unidad. Y es aquí donde está el quid de la cuestión: están dejando de fabricar coches asequibles para centrarse en segmentos menos voluminosos, pero más rentables, por lo que se está dejando desatendida una gran parte de la demanda.

En una reciente entrevista publicada por Automotive News Europe al máximo responsable de Ford en nuestro continente, Martin Saunders, el directivo ha declarado abiertamente que de los coches pequeños se obtienen pequeñas ganancias y que, mientras exploran las posibilidades de volver a abordar los coches asequibles y urbanos, prefieren centrarse en comercializar modelos más grandes con mayores márgenes de beneficio. Entre ellos tiene sentido incluir, desde el punto de vista económico, coches eléctricos, como no sucede en las categorías inferiores.

El ejemplo más claro es que la marca ha decidido no dar reemplazo directo al Ford Fiesta, un modelo que tras más de 40 años de producción ha dejado de ser fabricado en la planta alemana de Ford para dar paso al Explorer, un SUV eléctrico cuyo precio de partida estará por encima de los 40.000 euros.

Ford ha puesto fin a la vida del Fiesta para poder fabricar el Explorer eléctrico en Europa.
Ford ha puesto fin a la vida del Fiesta para poder fabricar el Explorer eléctrico en Europa.

A la pregunta de qué haría falta para que Ford volviera a adentrarse con nuevos productos en los segmentos en los que militan Fiesta y Focus, Saunders ha declarado: "Hemos tomado el Fiesta como un ejercicio de estudio para que toda la organización entienda qué haría falta para ser competitivos y obtener beneficios con un coche pequeño eléctrico. Pero los vehículos más pequeños tienen un margen menor. No tenemos la escala del Grupo Volkswagen o de Stellantis en Europa. Los modelos de menores dimensiones, como el Fiesta, no son el corazón de Ford Motor Company. Tenemos un enfoque global. Nuestra primera pregunta es: ¿cómo podemos construir productos que funcionen globalmente para Ford en Norteamérica, Europa y otras partes del mundo? Este es el ejercicio que estamos haciendo ahora".

La estrategia de Ford, pues, pasa por diseñar productos globales que encajen en todos los países posibles y, en caso de no poder dar con una solución para un mercado específico, están abiertos a una asociación, como la que tiene con Volkswagen en Europa. De hecho, Saunders no descarta volver a recurrir a ella para diseñar un coche eléctrico más compacto y asequible, aunque actualmente su idea está en diseñar una plataforma propia.

"No lo descarto [una asociación]. Nuestra primera prioridad es llevar nuestra propia plataforma y nuestra propia tecnología a Europa, porque creo que estamos construyendo una plataforma muy, muy competitiva. Pero tenemos una cooperación muy constructiva y positiva con Volkswagen y puede que exploremos posibilidades para pasar al siguiente nivel".

Sobre la firma
foto Alejandro
Alejandro González

Redactor y probador en Híbridos y Eléctricos desde 2019. Es técnico superior en Urbanismo y Obra Civil y empezó su carrera en periodismo del motor co-fundando su propio sitio web. Amante incondicional del automóvil y toda la tecnología que lo rodea.

Temas