Híbridos y Eléctricos

DECLARACIONES RECIENTES

Airbus podría construir sus propios motores para los aviones movidos por hidrógeno

El CEO de Airbus ha admitido el inicio del estudio para optar por la fabricación de sus propios motores de hidrógeno para los futuros aviones comerciales. Estos llegarían en 2035 y reducirían las emisiones de carbono del sector en un 90%. 

Airbus optará por la fabricación de sus propios motores de hidrógeno
Airbus optará por la fabricación de sus propios motores de hidrógeno

El mundo de la aeronáutica está engrasando la maquinaria antes de dar el salto al desarrollo de los 'cero emisiones'. Airbus es una de las empresas que, a priori, parece que liderará este cambio de rumbo junto a muchas otras que ya copan el sector. Ahora, en unas declaraciones recientes al periódico alemán Welt am Sonntag por parte del CEO de este fabricante aeronáutico, este ha expresado su interés por integrar el hidrógeno en sus aviones y, para ello, ya se encuentran inmersos en el desarrollo de toda la mecánica necesaria para llevarlo a cabo

Según Guillaume Faury, CEO de Airbus, aún queda un largo camino sobre el proyecto de descarbonización de los aviones usando la pila de combustible de hidrógeno, por lo que no esperan poder operar abiertamente con ellos hasta el año 2035. En un plan inicial sobre el desarrollo de estos aviones, los directivos de Airbus pusieron sobre la mesa la posibilidad de adquirir estos motores a un fabricante especialista, pero en las propias declaraciones del CEO asumió un posible «cambio de estrategia» en referencia a que se encuentran estudiando la posibilidad de que ellos mismos fabriquen sus propios motores de hidrógeno

Faury también tuvo palabras para explicar que el hidrógeno presenta una densidad energética tres veces mayor que la que posee el queroseno (combustible más usado actualmente en la aviación), por lo que sería un acierto optar por él, ya que parece estar técnicamente hecho para su uso en la aeronáutica. «Es algo que básicamente podríamos hacer nosotros mismos», señala Faury asumiendo la posibilidad de no contar con fabricantes externos. 

Durante la primera etapa del desarrollo, se ha optado por que el uso del hidrógeno se combine al 50% con combustibles sostenibles especialmente diseñados para la aviación. Esto supondrá una reducción en el número de emisiones de CO2 de hasta el 90% si lo comparamos con el empleo de los combustibles fósiles actuales. El mayor desafío de iniciar el uso de dicha combinación es la falta de disponibilidad de los mencionados combustibles sostenibles, de los cuales aún no se dispondría de una cantidad suficiente. 

Actualmente, según especifica el directivo de Airbus, la descarbonización se ha convertido de uno de los pasos más prioritarios para la industria aeronáutica, ya que el avión se declara como el verdadero transporte del futuro. Durante la celebración de la Cumbre Europea de Toulouse, Faury argumentó que la este sector necesitaría un importante apoyo estatal y regulatorio de cara a hacer posible esta meta. 

Aunque Faury ya señaló el año 2035 como meta para este proyecto de descarbonización como fecha justa y realista, ciertamente podríamos ver enormes avances al respecto algunos años antes, incluso contar con las primeras aeronaves de transporte con este tipo de motorización al servicio. No obstante, el directivo prefiere ser cauto y señalar una fecha mucho más fiable. También expresó su entusiasmo por el nuevo sector que se abre ante ellos y la posibilidad de que dentro de unos años estas nuevas aeronaves sustituyan a las actuales en el medio y largo recorrido. 

Conversaciones: