Híbridos y Eléctricos

LA VERSIÓN DE ENTRADA, A MEDIADOS DE 2020

Así justifica Volkswagen que el ID.3 de lanzamiento cueste 40.000 euros

Los primeros compradores del Volkswagen ID.3 no priorizan el precio a la hora de comprar un coche eléctrico, sino las nuevas tecnologías, los equipamientos avanzados y la diferenciación. Estos empujarán al resto de los compradores a adquirir la versión base de 30.000 euros.

El Volkswagen ID.3 de entrada llegará a mediados de 2020.
El Volkswagen ID.3 de entrada llegará a mediados de 2020.

Antes de abrir los pedidos previos del ID.3, Volkswagen había anunciado que el primer componente de su nueva familia eléctrica sería “para millones, no para millonarios”. Por ello, anunció un precio de partida por debajo de los 30.000 euros, antes de las ayudas que reciben los vehículos eléctricos en los diferentes mercados. Volkswagen ha querido explicar por qué la edición de lanzamiento que actualmente se puede reservar y que se entregará a finales de este año tendrá un precio cercano a los 40.000 euros.

Una de las grandes barreras para la adopción masiva de los vehículos eléctricos es el elevado precio de compra provocado principalmente por las costosas baterías de tracción y a un mercado todavía muy limitado para hacer funcionar la economía de escala. La intención de Volkswagen era, precisamente, luchar contra esta barrera con sus “automóviles para millones, no para millonarios”. Sin embargo el ID.3 no se convertirá en un vehículo de masas inmediatamente. La edición de lanzamiento tendrá un precio similar al de entrada del Volkswagen Passat, una berlina de un segmento superior.

El director de marketing de Volkswagen, Jochen Sengpiehl, explica que esta estrategia va dirigida a despertar el interés por esta tecnología, dirigiendo la campaña de marketing a los early adopters o clientes tempranos. Su función es primordial en el lanzamiento de tecnologías disruptivas ya que ayuda a influir en aquellos que más dudas tienen a la hora adquirirla, además de mejorar el vehículo con sus aportaciones.

Herbert Diess, CEO de Volkswagen junto al Volkswagen ID.3

Si bien esta es la decisión final del fabricante alemán, existieron discusiones internas sobre cómo afrontar comercialmente esta nueva etapa. Silke Bagschik, jefe de ventas de vehículos eléctricos de Volkswagen, aseguró, en una conferencia de prensa en Berlín, que habría sido "incorrecto ir con una versión de menor alcance y menor nivel de equipamiento”.

Los directivos de Volkswagen acordaron finalmente que el ID.3 de lanzamiento debía costar lo mismo que un Golf con un equipamiento y una potencia similar. Los primeros usuarios “quieren un coche bien equipado, pero diferente”, tecnológicamente avanzado, aunque esto suponga desembolsar una cantidad de dinero superior.

Hoja de ruta del ID.3

Según sus propios planes, Volkswagen quiere superar a Tesla en ventas de coches eléctricos en 2025, alcanzando una cifra de un millón de unidades vendidas al año, gracias a un catálogo que incluirá más de 20 modelos diferentes.

En 2016, cuando fue presentado el Model 3, Tesla fue capaz de generar un interés tan grande que llegó a acumular hasta 400.000 reservas previas, muchas de ellas animadas por su precio, 35.000 dólares en Estados Unidos. En julio del año siguiente, cuando se iniciaron las entregas solamente estaban disponibles las versiones más costosas, que podían doblar el precio de la más asequible. Finalmente fue en marzo de 2019 cuando entregó las primeras unidades al precio anunciado tres años antes.

Volkswagen ID.3 camuflado

Bagschik ha asegurado que Volkswagen no tardará tanto tiempo en ofrecer la versión de entrada del ID.3. Tras su presentación en Frankfurt, en septiembre, arrancarán los pedidos de la versión intermedia de 58 kWh que, al igual que la edición de lanzamiento, tendrá una autonomía de 480 kilómetros en el ciclo WLTP. Por fin, a mediados de 2020 llegará la versión de 47 kWh que alcanzará los 330 kilómetros de autonomía. La última en llegar, todavía sin fecha, será la versión de 77 kWh y 550 kilómetros de autonomía.

Reservas previas

Volkswagen no ha anunciado todavía todas las características técnicas del ID.3 de lanzamiento ni su diseño definitivo. Sin embargo, desde que se abrieran las prereservas de la versión de lanzamiento el pasado 8 de marzo, los pedidos, que exigen un depósito reembolsable de 1.000 euros, han superado las 20.000 unidades de las 30.000 disponibles. Volkswagen prevé que se agoten antes de su presentación oficial en septiembre.

Conversaciones: