Híbridos y Eléctricos

LANZAMIENTO EN 2024

El Audi A4 e-tron también empleará la plataforma PPE, explorando sus límites de autonomía

Tras el lanzamiento del prototipo del próximo Audi A6 eléctrico, los ojos están puestos en el futuro Audi A4 e-tron con plataforma PPE, que se convertirá en una referencia.

coches-electricos-audi
El Audi A4 e-tron también empleará la plataforma PPE, explorando sus límites de autonomía

No es ningún secreto que Audi va a explorar nuevos segmentos eléctricos. Los de Ingolstadt ya han confirmado su salto a la movilidad eléctrica de cara a los próximos años, al menos en Europa. Con ese objetivo en mente, la flota actual tendrá que adaptarse. La oferta contemplará diversas carrocerías, tamaños y modelos, todos ellos apoyados sobre estructuras particularmente diseñadas para vehículos eléctricos: MEB, PPE y J1 serán las piedras angulares sobre las que girarán los nuevos modelos.

Recientemente Audi ha presentado al mundo el A6 Avant e-tron. Una berlina digna del segmento E que sustituirá en unos años al actual Audi A6. El rival del Mercedes EQE usará la polivalente plataforma PPE, será el primero en aprovecharla, aunque no será el último. Sin embargo, Audi sabe muy bien que las berlinas del segmento D no son las que más dinero han dejado en las arcas de la compañía. Los alemanes saben que los segmentos C y D han sido históricamente su fuente de ingresos más fiable.

El A6 no va a ser el único que cambie su enfoque de cara a la próxima generación. Audi tiene planes muy ambiciosos para lo que ellos denominan segmento B, que en realidad es el futuro A4. Con el lanzamiento del prototipo familiar, se ha confirmado que el modelo inmediatamente menor también empleará la estructura PPE. Una estrategia muy ambiciosa por las muchas connotaciones positivas que eso va a suponer. Máxima autonomía, mucha tecnología y sistemas de carga de la más alta potencia.

coches-electricos-audi-021
Firma óptica de los coches eléctricos de Audi

Hay que tener en cuenta que actualmente la gama eléctrica de Audi gira en torno a plataformas reconvertidas, como es el caso de la familia e-tron, a la plataforma J1 derivada del Taycan para el Audi e-tron GT, y a la plataforma MEB para toda la oferta del Audi Q4 e-tron. Como ya hemos comentado, el A6 será el primero en usar el chasis con PPE, la misma estructura que se presupone para los futuros modelos de la categoría como el Audi Q5 y Q6 e-tron, que en el caso del A4 explorará los límites de la autonomía.

Mientras que el A6 se enfocará un poco más al confort y al lujo, como buen representante del segmento E, el Audi A4 e-tron se centrará en ser una berlina media de gran autonomía rival directo del Tesla Model 3. No se descartan baterías de hasta 100 kWh de capacidad, aunque habrá que ver la forma de acomodarlas, con las que se podrían conseguir autonomías superiores a los 700 kilómetros. No solo de autonomía vive el conductor, también se exigen prestaciones, y estas van a llegar de la mano de configuraciones capaces de dejar en ridículo las cifras actuales.

Al Audi A4 todavía le quedan unos añitos de vida. Los de Ingolstadt no se desprenderán de las versiones térmicas hasta la década que viene, sabedores que es un nicho comercial muy importante para ellos. Durante los próximos años los modelos térmicos y eléctricos convivirán en una oferta comercial impresionante. La llegada del A4 e-tron está prevista para el 2024. Su producción se llevará a cabo en la sede de Audi, en la joya de la corona que solo fabricará coches eléctricos a partir de 2028.

Conversaciones: