Híbridos y Eléctricos

DESTROZA AL TESLA MODEL S PERFORMANCE

La batería del Porsche Taycan demuestra no perder prestaciones tras quince carreras consecutivas

Car and Driver ha enfrentado al Porsche Taycan Turbo S y al Tesla Model S, sacando interesantes conclusiones. Una de ellas tiene que ver con una de las promesas que hizo Porsche, y es que la batería del Taycan mantiene sus prestaciones después de un uso intenso.

La batería del Porsche Taycan demuestra su tenacidad tras un uso intenso y destroza al Tesla Model S
La batería del Porsche Taycan demuestra su tenacidad tras un uso intenso y destroza al Tesla Model S

Los compañeros de Car and Driver han tenido a bien realizar una de las comparativas más interesantes entre los coches eléctricos, enfrentando al Porsche Taycan Turbo S con el Tesla Model S Performance 'Raven'. Además de las características y parámetros analizados habitualmente, la comparativa ha arrojado un dato interesante: que Porsche no mentía cuando dijo que la batería del Taycan mantendría las prestaciones incluso después de descargarse tras un uso intensivo.

Por si alguien tenía dudas, el Taycan viene a demostrar que Porsche es sinónimo de prestaciones

El Tesl Model S lleva ya más de siete años en el mercado pero hasta ahora ningún modelo había podido hacerle sombra por prestaciones, autonomía y enfoque -a excepción del Model 3 de la propia Tesla, mucho más asequible-. El Porsche Taycan ha llegado para intentar hacerle frente proponiendo una berlina atractiva, muy prestacional y con acabados de primer nivel, aunque tiene en su contra -entre otras cosas- un precio muchísimo más alto.

En cualquier caso, como buen Porsche que se precie el Taycan tenía la obligación de proporcionar unas prestaciones a la altura de la marca que representa. Y vaya si lo hace. En la comparativa de Car and Driver, los estadounidenses enfrentan ambos modelos en una carrera de aceleración; mejor dicho, en quince carreras de aceleración consecutivas, una detrás de otra.

El Tesla superó al Porsche en la prueba de aceleración de 8 a 96 km/h (5-60 mph) por una décima de segundo, pero en todas las demás pruebas el Model S resultó ser ligeramente más lento que el Taycan. En el 0-96 km/h el Model registró 2,5 segundos, solamente una décima de segundo más lento que el Taycan (que paró el crono en 2,4 s). 

En cualquier caso hablamos de cifras espeluznantes, que no obstante se consiguen de forma distinta: mientras que en el Porsche basta subirse al coche y activar el Launch Control, el Tesla necesita estar completamente cargado y para activar el modo Ludicrous Plus hay que precalentar la batería durante 45 minutos.

Tras la segunda carrera, el Tesla Model S Performance empeora drásticamente y el Taycan se mantiene inalterado

La diferencia se amplió un poco más en el cuarto de milla, donde el Taycan Turbo S marcó un tiempo de 10,3 segundos y cruzó la meta a 209 kilómetros por hora. Lo llamativo, no obstante, es que tras la segunda carrera de aceleración los tiempos del Tesla empeoraron drásticamente. En el segundo intento ya se nota una merma en las prestaciones del Model S Performance, y en la sexta carrera es donde más sufre, marcando un 0-96 km/h próximo a los 7 segundos.

Porsche Taycan vs Tesla_accelerationtest

Comparativa de tiempos en las pruebas de aceleración del Porsche Taycan Turbo S vs Tesla Model S Performance. Fuente: Car and Driver.

El Porsche Taycan Turbo S, por su parte, aguanta estoico y es capaz de marcar tiempos muy similares incluso después de haber descargado la batería. Esto no quiere decir que sus prestaciones se resientan ligeramente, pero entre el mejor y el peor registro del Taycan hay menos de 1 segundo de diferencia, mientras que el Model S sólo resiste dos intentos por debajo de 4 segundos en el 0-96 km/h.

Algo parecido ocurre en la prueba del cuarto de milla: mientras que el Porsche realiza las quince carreras con tiempos entre 10,5 y 12 segundos, el Tesla Model S tarda más de 14 segundos en doce de los quince intentos. Un síntoma de que la batería del Tesla no está preparada para entregar tanta potencia de manera continuada y una vez descargada. Y, por otro lado, un golpe sobre la mesa por parte de Porsche que confirma lo que prometían en Stuttgart: prestaciones del más alto nivel en el Taycan eléctrico.

Conversaciones: